(+57) 601 7041757 * (+57) 314 4714426 [email protected]

 

Creaciones del pasado que se observaban en la televisión pareciendo fantasía hoy ya es toda una realidad.

 

En el país de sol naciente, se está desarrollando un proyecto que parecería salido de la ficción. Este futurista proyecto arquitectónico nos hace remembrar varias series de televisión entre ellas Viaje a las Estrellas o la animada Los Supersónicos que muchos en la infancia veíamos los fines de semana sin perder capítulo.

Se trata nada menos y nada más que del proyecto Spaceport City iniciado y lanzado por Space Port Japan Association (SPJ), Dentsu, Canaria y Noiz Architects, un complejo constructivo concebido para conectar los medios de transporte tradicionales con la operación comercial del transbordador espacial. Para Sanz (2020) el proyecto encarna “una nueva visión de lo que el futuro del transporte significará a todos los niveles”.

Vargas (2020) recuerda que el 12 de agosto de 2020, SpaceX  Dragon 2 aterrizó con éxito en el Golfo de México, regresando a la tierra a los astronautas  Bob Behnken y Doug Hurley luego de haber cumplido una misión de reabastecimiento a la Estación Espacial Internacional, siendo este realmente el primer vuelo tripulado con fines comerciales.

A falta de un aeródromo para este tipo de viajes con el que no contó en estricto rigor este primer vuelo, surgió la idea de lo que puede ser considerado el primer aeropuerto de viajes espaciales de carácter comercial como respuesta al tránsito de los vuelos recreativos de ficción a los vuelos reales que ya tienden a masificarse por la aspiración de sectores poblacionales de experimentar un viaje más allá de las fronteras de la atmosfera terrestre.

Fuente: mymodernmet.com

 

Un Proyecto Multimodal y Multifuncional

Agrega el portal lanación.com (2021) que este proyecto que se construirá en Japón, además de permitir la comercialización de viajes espaciales, el proyecto está pensando para funcionar también como un centro de investigación y de otros programas alternativos relacionados con el espacio.

Para el mismo portal, la intención con esta terminal de transporte espacial es que las personas puedan observar y formar parte del proceso, así como sucede comúnmente en los aeropuertos convencionales. El equipo del proyecto reseña que las “familias y grupos de apoyo de los pasajeros podrán juntarse y observar el despegue y aterrizaje desde las salas que se encuentran en los pisos superiores”.  

Fuente: arquitecturayempresa.es

Anota Sanz que el complejo no solo pretende fusionar servicios de transporte terrestre y espacial, si no que ofrecerá todas las funciones asociadas al descubrimiento del espacio y a su aprendizaje de tal forma que habilita que en él se desarrollen desde desfiles de moda espacial hasta congresos internacionales, eventos, investigaciones y negocios relacionados con el espacio.

 

Una estructura arquitectónica sideral

Al observársele desde lo alto, a la estructura del complejo se le ve con una curiosa forma comparable quizás con una mantarraya o una medusa de mar, o de un protozoario con seudópodos.

Es un complejo que integra distintos tipos de construcciones con continuidad en donde cada elemento conserva su propia identidad. Exteriormente se observa un módulo circular con superficies esféricas onduladas que forman un gran techo cubierto con paneles solares cinéticos -que se mueven o giran- generadores de energía eléctrica sobre estos edificios, cubriendo también dos grandes plazas, una a nivel de salidas y otra a nivel de llegadas.

La forma ondulada del techo está concebida para crear patios o jardines al aire libre e incluso para establecer mini parcelas de tierra para el cultivo en diferentes escalas, suministrando simultáneamente espacio público cubierto para personas y parqueo de vehículos. La planta baja estará dedicada para las actividades técnicas, oficinas y en el sótano se encontrará la estación del tren. Este módulo central del complejo contará con cinco pisos claramente delimitados para actividades específicas a ser desarrolladas en cada uno de ellos.

El complejo estará dotado de un pequeño ecosistema con transporte inteligente: vehículos  y trenes autónomos, scooters eléctricas. Tanto empleados como visitantes podrán hacer uso de todos ellos mientras que cualquier objeto que se encuentre dentro del edificio podrá ser detectado y transportado rápidamente a cualquier lugar del complejo.

Contará con dos puntos de acceso: una zona de cargue y descargue cerca del área de seguridad del puerto espacial y otra conectada directamente a un gran estacionamiento destinado para los visitantes. Todo el complejo contará con rigurosos sistemas de seguridad para garantizar la máxima seguridad en zonas públicas y privadas, sin crear excesivos obstáculos a la visibilidad para lo que los puentes o viaductos elevados que conectarán determinadas zonas solo con sus áreas designadas.

De otro lado, integrado al complejo se construirá un sistema de viaductos que conectarán la plataforma continental con la especie de isla en la que se convierte el mismo, que desde aquella arranca con una extensión longitudinal en línea recta con doble carril bifurcándose en dos rotondas un poco antes de llegar al edificio central, una por la que se ingresa que a su vez se bifurca en tres carriles de distintos niveles y la otra de salida de vehículos con las mismas estructura o disposición.

Por ultimo está la plataforma de aterrizaje a la que desembocan tres extensiones que inician como pasarelas de abordaje para concluir en salas desde donde los visitantes podrán observar el aterrizaje y elevación de las naves aeroespaciales que realizan los vuelos comerciales recreativos.

La geometría circular del diseño está pensada para ser visible desde el espacio pudiendo resultar arquitectónicamente muy significativo para el lenguaje de los viajes espaciales comerciales y las terminales áreas en los que se desarrollan, apunta Vargas.

Fuente: arquitecturayempresa.com
Fuente: arquitecturayempresa.com

Sin duda se trata de un desarrollo arquitectónico con una impronta futurista nunca antes visto que promete convertirse en un gran paso para la aviación comercial y para la masificación de la exploración espacial que ya no estará reducida exclusivamente a astronautas. Será otra gran conquista de la humanidad.

Fuente: mymodernmet.com

 


Referencias