(+57) 601 7041757 * (+57) 314 4714426 [email protected]
La Casa Danzante, creación del arquitecto Frank Gehry (Praga, República Checa)
Fuente: www.visitczechrepublic.com
Las líneas y cubos de la arquitectura tradicional son relegados por contenidos y formas impredecibles.

 

Un movimiento arquitectónico absolutamente disruptivo irrumpió a finales de los años 80 para provocar una especie de ‘cisma’ en la actividad y marcar una tendencia de no retorno en el ejercicio de la disciplina. Saliéndose de todos los cánones tradicionales -seguramente compelido por la rebeldía marcada por Gaudí- llegó para trascender la filosofía funcional del modernismo promovido por la industrialización al ocuparse, más que del utilitarismo de las formas, del contenido con una mayor expresión artística. A propósito, en un portal se lee que «Hace décadas, los deconstructivistas liberaron al mundo de los ángulos rectos y la arquitectura monótona» (Usoarquitectura, 2022).

Se trata del Deconstructivismo Arquitectónico, que en medio de la evolución arquitectónica ha marcado toda una revolución en la manera de concebir los diseños de las edificaciones en la posmodernidad. Para HATCH Arquitectos (2020) «La apariencia visual final de los edificios de la escuela deconstructivista se caracteriza por una imprevisibilidad estimulante y un caos controlado».

 

Origen

Risso (2022) sostiene que sus referentes principales se animaron a crear los primeros diseños únicos, muy distintos a todos los que se habían desarrollado hasta el momento, y con el paso de los años, pero rápidamente, se expandieron por todo el mundo.

Puede ser que el término no tenga una definición etimológica pero de él puede decirse que es una corriente de pensamiento que se forma en contra de las formas rígidas anteriormente usadas como base de toda estructura, anota Risso. Y el mismo agrega que «Lo que buscaban era romper las reglas de la arquitectura clásica y dejar fluir la imaginación».

Esta corriente se originó en Los Ángeles, California, USA, y otros países de Europa guardando cierta correspondencia con el constructivismo ruso que surgió entre 1914 y 1920, después del triunfo de la revolución bolchevique. No obstante se considera que principalmente su fundamentación teórica se remite a los postulados deconstructivistas que desarrolló el filósofo franco-argelino Jacques Derrida.

A decir de Lifeder (2022), Derrida es considerado el padre del movimiento filosófico y literario «deconstrucción» propio del posmodernismo. Agrega que «El deconstructivismo convive con otros estilos como el High-tech (Tardomoderno), la arquitectura sostenible y la llamada nueva arquitectura orgánica de Toyo Ito».

Para Lifeder, Derrida pretendió demostrar que «el significado de los símbolos depende del contexto, de su relación con otras cosas, al igual que de otros factores como el tiempo, las actitudes culturales, etc.». La estructuración de su planteamiento se remonta a las reflexiones del filósofo alemán Martín Heidegger (1880-1976) quien fue el primero en abordar el término desde el punto de vista etimológico como destruktion, pero Derrida lo asumió como deconstrucción.

Deconstrucción no es destruir, más si puede asumirse como «deshacer analíticamente los elementos que constituyen una estructura conceptual» (Educalingo, 2022). Hacia finales de los sesenta Derrida se propone revaluar el conjunto de saberes occidentales y en consecuencia el deconstructivismo emerge, con sus luces, como una herramienta para poner en evidencia el trasfondo eufemístico de aquellos discursos hegemónicos. En palabras de Delgado (2019) «La deconstrucción va contra la centralización del poder y abre la posibilidad para que lo heterogéneo emerja».

Originariamente el deconstructivismo surgió como un mecanismo de re-lectura de textos a través de la descomposición y la fragmentación. En esta dirección Delgado agrega que…

«Se disloca la arquitectura de un texto analizando estratos de sentidos y revelando así las herencias ocultas. Es decir, es una genealogía estructurada de los conceptos que nos habitan. La deconstrucción es, pues, contradicción. Una lectura subversiva y no dogmática de los textos en un sentido amplio: textos literarios pero también la cultura como texto, el cuerpo como texto, la política como texto… Deconstruir es traer lo heterogéneo a la mesa, destruyendo la univocidad. Tras una voz única existen otras voces invisibilizadas».

 

Biblioteca Pública de Seattle (Washington, Estados Unidos)

Fuente: www.wikiwand.com

 

De lo conceptual a los hechos

Se considera que uno de los hitos históricos con el que se inicia la materialización del deconstructivismo arquitectónico fue el concurso de arquitectura del Parque de la Villette, París de 1982 en el que el diseño ganador fue presentando por el arquitecto Bernard Tschumi con el apoyo de Peter Eisenman y Jacques Derrida.

Pero quizás el hecho que marcó el lanzamiento de manera abierta de este movimiento arquitectónico lo constituyó la exposición de Arquitectura Deconstructivista que se realizó en el Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York en 1988, dirigida por Philip Johnson y Mark Wigley. En esta emblemática exposición se presentaron los diseños de los que se consideraron los maestros de esta corriente Frank Gehry, Bernard Tschumi, Zaha Hadid, Daniel Libeskind, Peter Eisenman, Coop Himmelb y Rem Koolhaas. Un año después, Peter Eisenman inauguró el primer edificio de estilo deconstructivista en el centro Wexner para las Artes en Ohio, USA, anota Lifeder.

 

Exposición de Arquitectura deconstructivista en el MoMA de Nueva York de 1988

Fuente: deconstructivismo-arquitectonico.blogspot.com

 

Características

El proceso de consolidación de esta tendencia arquitectónica ha permitido, con los desarrollos y el paso del tiempo, que se vayan decantando unas características que claramente la identifican. Acogiendo lo que sugiere Lifeder, estás son las más determinantes:

  • Los diseños que inspiran esta tendencia reflejan solo contradicciones al prescindir de los principios tradicionales de la arquitectura, vale decir, el soporte, la carga, la proporción, la regularidad, etc.
  • Su perspectiva es multifocal en tanto que sus diseños pueden ser apreciados desde diferentes puntos de vista o ángulos.
  • La falta de simetría y la descentralidad surgen al eliminarse el punto focal único por la perspectiva multifocal.
  • Se trata de una tendencia ambigua, compleja y contradictoria.
  • Los accesos presentan nuevos diseños y propuestas, por ejemplo en las marquesinas.
  • La torsión o arqueamiento se manifiesta por triplicado en los helicoides volumétricos, así como en los planos alabeados (no paralelos) y en las inclinaciones que buscan la inestabilidad estructural o lo anti gravitacional.
  • Emplea mallas y retículas para enfatizar lo ambiguo, antinatural y contrario al orden jerárquico.

 

Oficinas portuarias de Amberes (Amberes, Bélgica)

Fuente: www.archdaily.co

 

  • Por su naturaleza contradictoria presenta oximorones -superposición de dos elementos contrarios en una misma forma- formales, funcionales y espaciales.
  • Existe una multiplicidad axial siguiendo el patrón del sistema axial rizomático -brotes formacionales que pueden dar origen a otra estructura- en el que la organización de los elementos no sigue una subordinación jerárquica.
  • Otra característica destacada es el concepto y el empleo del vacío como elemento arquitectónico y su interpretación teleológica.
  • Los lucernarios o tragaluces y las aberturas son también muy peculiares.
  • Los ángulos deconstructivistas se caracterizan por su agudeza, creando una concepción espacial novedosa.
  • Una característica importante es la quinta fachada (cubierta de la casa) y su interpretación deconstructivista.

 

Renovación del ático Falkstraße (Viena, Italia)


Fuente: coop-himmelblau.cn

 

En conclusión, la arquitectura deconstructivista es una tendencia que llegó para quedarse marcando una alternativa imprescindible para el desarrollo arquitectónico vanguardista y futurista. Su postura es completamente disruptiva, irreverente y revolucionaria que se plantea prometedora más si se funde determinantemente con las tecnologías digitales con lo que puede potenciar su versatilidad y sentido artístico único, de por demás expresivo.

 

Busan Cinema Center (Busan, Corea del Sur)

Fuente: www.archilovers.com

 

Referencias

*     *     *