(+57) 601 7041757 * (+57) 314 4714426 [email protected]
Fuente: Freepik
La revolución digital hoy hace más eficiente el diseño arquitectónico. 

Todo proyecto de arquitectura se desarrolla en dos grandes fases: la de Diseño y la de Construcción. La primera va desde la idea pasando por los prototipos, modelos, cálculos, planos y maquetas, de ser el caso. La segunda desde la formalización del proyecto, pasando por la planeación de la ejecución hasta la última actividad de entrega de la obra material.

De ahí que, respecto de la fase de diseño pueda decirse que «Hoy en día difícilmente se encuentra un lápiz en el escritorio de un arquitecto profesional» (All3DP, 2022).

Seguramente en todo el mundo y Colombia no ha de ser la excepción, ya todos los diseños arquitectónicos y cálculos de ingeniería para todo tipo de construcción se realizan digitalmente. Y ello es así porque el mundo digital surgió para facilitar aún más las diferentes tareas que las personas y organizaciones deben realizar en desarrollo de la actividad que le es propia.

No en vano esta revolución digital ha hecho emerger el desarrollo de software especializado que apoya tanto el proceso de diseño como el de ejecución de los proyectos de -manera computarizada- en la industria de la construcción.

Software integrado 3D-BIM para Diseño Arquitectónico desarrollado por Blender.org

Fuente: blender.org.

En lo que se refiere al diseño arquitectónico hoy en el mercado hay una gran variedad de programas o aplicativos. «Los programas más avanzados -más costosos- automatizan tareas comunes, permiten la colaboración, y en general, agilizan todo el proceso arquitectónico» (All3DP, 2022).

Ya muchos de ellos son programas de Diseño Asistidos por Computador -CAD- y de Modelado de Información de Construcción -BIM- para arquitectura, y pueden encontrarse programas sólidos y multifuncionales que pueden integrarse muy bien con otros programas y servicios. También pueden encontrarse versiones más básicas o elementales útiles en proyectos de construcción personal, agrega el mismo.

Pero ¿cuál es la diferencia entre CAD y BIM? Son conceptos diferentes pero muy relacionados, anota All3DP. Complementa afirmando que los programas CAD se utilizan para crear modelos 3D totalmente arquitectónicos y planos que ofrecen una representación precisa de las ideas. Considera que con el modelo BIM se puede ir un poco más allá habida cuenta que estos programas añaden datos al modelo como planos precisos de la instalación eléctrica, la fontanería o climatización del edificio, para obtener una visualización del diseño con dimensiones realistas desde una multitud de ángulos, ofreciendo una experiencia más virtual.

El mismo All3DP añade que el modelado BIM es el puente entre el diseño y la construcción, en tanto que el diseño CAD es una representación visual del edificio mientras que el modelado BIM puede calcular hasta qué profundidad hay que excavar antes de la construcción, incorporar especificaciones técnicas, asignar medidas estándar del sector e incluso determinar las propiedades térmicas y acústicas de un edificio.  Incluso, para la fase constructiva puede aportar el cálculo de costos directos, establecer el plan operativo y el cronograma de construcción.  

Finalmente, no deja de reconocer que el modelado BIM es más que un conjunto de herramientas puesto que se trata de un método de colaboración que incorpora modelos arquitectónicos del CAD, a la vez que es un flujo de trabajo que permite a un equipo entero visualizar y planear proyectos, lo mismo que resolver problemas previos al inicio de la construcción.

No hay duda de que un software que integre CAD -3D- con metodología BIM, presenta múltiples ventajas para la gestión constructora, desde el diseño hasta hacer aportes previos a la fase de construcción del proyecto. Tanto el CAD como BIM, no son asuntos novedosos. En cuanto a herramientas de diseño entre los años 60 y 70 en USA y Europa ya avanzaba la industria del software a gran velocidad que permitió el desarrollo de diversos aplicativos CAD -Diseño Asistido por Computadora- que buscaban asistir diseñadores, arquitectos e ingenieros en dibujo y modelaje.  En principio -por su alto costo- estos desarrollos estaban disponibles solo para grandes empresas y gobiernos, pero a partir de los años 80s se empezó a masificar con versiones más asequibles como el AutoCad, reseña ArchDaily (Archdaily, 2017).

Por su parte el BIM -casi que de manera paralela- también comienza a desarrollarse habiéndose oficializado en 1974 cuando el arquitecto Charles Eastman de la Universidad Carnegie Melon desarrolla el sistema BDS -Building Descripcion System- que permitía mostrar sobre una pantalla un diseño arquitectónico a partir de una librería que contenía elementos para ser ensamblados. La principal diferencia con el CAD estaba en la cantidad de información que podía almacenarse en la librería -que iba más allá de líneas de dibujo- permitía la coordinación del diseño en detalle gracias al trabajo colaborativo.

Como reseña ArchDaily posterior al BDS aparecen los nuevos desarrollos BIM hacia 1984 cuando Georg Nemetschek desarrolla Allpla y un año después Richard Diehl desarrolla VectorWorks bajo el nombre comercial MiniCad. Desde entonces el software para construcción ha evolucionado determinantemente a tal punto que hoy se cuenta con desarrollos sofisticados, dinámicos, muy funcionales con un cumulo de ventajas y funcionalidades. De uno de ellos se puede listar de manera general dichas virtudes:

  • Todo -plantas, cortes y fachadas- se dibuja automáticamente a partir de una maqueta tridimensional.
  • El diseño se hace coordinado, en detalle y en secuencia.
  • Se crean muy rápidamente los planos de arquitectura.
  • Cualquier cambio realizado en el proyecto se refleja automáticamente en los planos sin necesidad de repetir dibujos.
  • De manera rápida se pueden generar las perspectivas y renders para mostrar a los clientes.
  • Se puede generar fácil y rápidamente tablas de cómputos métricos que pueden exportarse a Excel. Varias de ellas son compatibles con otras aplicaciones.
  • Implica un ahorro de tiempo de más del 50% con respecto a las aplicaciones CAD tradicionales, lo que implica un considerable aumento en la productividad en el trabajo.

Autodesk Revit 2022 es uno de esos aplicativos avanzados y de última generación que integran CAD con metodología BIM para el diseño y planeación arquitectónica y de ingeniería de proyectos de construcción que reúne estás características y ofrece todas estas ventajas.

Este producto viene en versión educativa gratuita y versión bajo licencia a un precio anual de €3.360, y puede usarse bajo Windows 10 y versiones posteriores, MAC OS 10.14 y versiones posteriores.

Renderizado arquitectónico de Revit

Fuente: Autodesk

MicroStation es otro programa que viene en versión educativa gratuita o bajo licencia con suscripción anual a un precio de €2525 anuales. Puede usarse bajo Windows 8 y versiones posteriores. Esta aplicación está concebida para incluir el trabajo de arquitectos e ingenieros en un solo entorno. Permite moldear cualquier forma de figura geométrica y es un modelador paramétrico que permite moldear cualquier diseño con solo cambiar los valores que controlan las dimensiones de sus componentes claves lo que permite reutilizar diseños de proyectos anteriores con los parámetros del proyecto.

Renders no fotorrealistas usando MicroStation

Fuente: all3dp.com

Otro programa que destaca en el mercado es ArchiCad, un programa especialmente diseñado para arquitectos y diseñadores de interiores. Viene en versión educativa gratuita y versión bajo licencia a un precio anual de €2.000. La última versión incluye un modelador MEP con lo que se equipara a Revit que es la aplicación mayoritariamente utilizada por los estudios de arquitectura en USA. Le aventaja a Revit en que es más fácil de utilizar y porque es muy sencillo importar y exportar archivos entre ArchiCad y Revit.

Archicad 24 Teaser

Fuente:YouTube

También existen varias versiones gratuitas de código abierto que no tienen nada que envidarles a las de pago. Uno de ellos es FreeCad, desarrollado para diseñar en 3D objetos de la vida real de cualquier tamaño, inclusive edificios. Permite incorporar a la aplicación principal bancos de trabajo específicos que habilitan el trabajo con metodología BIM plena.

La funcionalidad BIM de FreeCad actualmente actúa combinando Arch Workbench que proporciona herramientas arquitectónicas básicas y BIM Workbench disponible en el administrador de complementos que agrega una capa de interfaz, además de las herramientas Arch, con el fin de que el flujo de trabajo sea más intuitivo y fácil de utilizar (All3DP, 2022).  

Interfaz de FreeCad

Fuente: freecadweb.org

En conclusión, los arquitectos e ingenieros dedicados a la construcción hoy cuentan con una amplia gama de sofisticados desarrollos computacionales con los que pueden gestionar digitalmente sus proyectos constructivos desde la fase de diseño hasta el momento previo al inicio de la construcción. Son aplicativos que permiten el trabajo colaborativo eficaz y altamente productivo, y en el caso de los de código abierto, permiten adicionalmente ser mejorados por los usuarios incorporando desarrollos derivados de la experiencia práctica que pueden mejorarlos sustantivamente pudiendo superar a los de pago.

Hasta ahora no se prevé que estos aplicativos se propongan avanzar en la gestión del proceso constructivo de tal manera que se pueda controlar de forma detallada esta fase. El constructor deberá recurrir a otros aplicativos para resolver esta parte de su gestión, como por ejemplo SLYG Block.

Referencias

*     *     *

canlı maç izle selcuksports deneme bonusu deneme bonusu veren siteler bahis siteleri jojobet