(+57) 601 7041757 * (+57) 314 4714426 [email protected]
Capitolio Nacional, Bogotá, Colombia. Fuente: matadornetwork.com
La majestuosidad y la opulencia de la arquitectura y la decoración no están ausentes en los edificios gubernamentales.

Alrededor del mundo y en diferentes momentos se han construido edificios de propiedad pública que son sencillamente espectaculares, cuya vocación ha sido para el funcionamiento de agencias y entidades estatales. Tienen la impronta de diversos estilos arquitectónicos y no pocos de ellos tienen su propia historia que no deja de causar sorpresa. Enseguida realizaremos un recorrido por algunos de ellos que se destacan por su increíble diseño arquitectónico.

Edificio del Capitolio Nacional, Bogotá, Colombia

Fuente: Gabriel Ochoa Rojas en Google Maps

Comencemos por el Capitolio Nacional de Colombia -sede del Congreso de la República- que en su momento fue apodado el «Enfermo de Piedra», un apelativo irónico  puesto que su construcción inició en 1848 y culminó en 1926, período durante el cual fue sometido a diversas cirugías arquitectónicas y de ingeniería, y nadie daba un centavo por su culminación.

Por este período pasaron diversos arquitectos entre ellos el italiano Pietro Cantini, el francés Gastón Lelarge, el suizo Luigi Ramelli, el colombiano Mariano Santamaría, el español Alberto Manrique Martín, y el escultor italiano Césare Sighinolfi. Su nombre derivó del que le asignara en los planos y diseños el arquitecto inglés Thomas Reed -también se dice que era danés- quién fue contratado por el gobierno progresista de Tomás Cipriano de Mosquera en 1946 -después de haberse encontrado con él en Caracas, Venezuela- con el fin de que dibujara los planos del zócalo, basamento, cortes y fachadas.

Se trata de una de las construcciones más representativas de la arquitectura republicana y neoclásica cuyo estilo eclético reúne influencias de tipo jónico, renacentista y neobarroco. La fachada principal se encuentra sobre el costado sur de la Plaza de Bolívar que está conformado por dos cuerpos simétricos y uno transparente a manera de pórtico, compuesto por una columnata de seis filas de tres columnas de estilo jónico que tienen dos vanos en cada uno de sus extremos, uno encima del otro y enmarcado por dos machones salientes sostenidos por dos pilastras adosadas. (Pinzón Rivera, 2019). Toda la estructura está hecha en piedra de cantería y cuenta con tres pisos, un sótano y cuatro patios interiores.

El edificio esta coronado horizontalmente con entablamiento que remata en una cornisa con cuatro grifos y una balaustrada en la que se intercalan jarrones y palmetas. El sistema de desagüe a la altura de la cornisa se adorna con gárgolas con cabezas de animales que son esculturas que se destacan en la parte más alta del capitolio representando figuras mitológicas -mitad león y mitad águila- que simbolizan la moral, las buenas costumbres, la fuerza y la ley.

Edificio The Urban Enviroment House, Helsinki, Finlandia

Fuente: metalocus.es.

The Urban Enviroment House es el edificio sede del Departamento de Diseño Urbano de la ciudad de Helsinki, Finlandia, que se encarga de las tareas de diseño de la ciudad, revisión de edificaciones, servicios medioambientales, etc. De manera similar al edificio de los nuevos ministerios de la ciudad de Madrid, se eleva sobre una base de arcos que se conectan con la galería principal, sirviendo todos estos elementos de conexión entre el espacio interior de la edificación y el exterior urbano en el que se ubica la construcción. (Gracía Taranco, 2022).

Este complejo de edificios fue proyectado por Lahdelma & Mahlamäki Architects se caracteriza por la materialidad rugosa de ladrillo, hormigón, madera y cobre, y las terrazas de azotea con sus distintos pabellones de 5.000m2 que da cabida a más de 22 mil plantas. Este espacio sirve a su vez de laboratorio para el comportamiento de las especies vegetales y los insectos, contribuyendo al desarrollo de la biodiversidad.

Los espacios interiores, además de ofrecer servicios para los funcionarios del gobierno finlandés, se abren a los ciudadanos. Para ello, la construcción sigue la línea nórdica de ceder los espacios en planta baja de la edificación a usos tales como cafetería, espacios de exposiciones, servicios de atención al ciudadano etc.

La característica que más sobresale de esta edificación es su eficiencia energética siendo ésta una construcción de las que se acerca a las que se conocen como Zero-energy building o edificio de consumo nulo. Esta edificación es una combinación de nuevas tecnologías de la construcción y referencias a la historia de la arquitectura: como edificio es moderno y arcaico a la vez, anota Gracía Taranco.

Edificio de la Asamblea Nacional de Bangladesh, Dhaka

Fuente: Shutterstock.

El edificio que alberga la Asamblea Nacional de Bangladesh, ubicado en su capital Dhaka, se construyó entre 1962 y 1982 y está asentado sobre un lago artificial en el desierto. Igualmente, no estuvo exento de contratiempos que se originaron por la separación de Bangladesh de Pakistán en 1971, lo que obligó a su suspensión.

El edificio principal comprende ocho bloques de hormigón y piedra caliza interconectados, incluida una etérea sala de oración y sublimes pasadizos que rodean la octogonal cámara parlamentaria, coronada por un techo de acero con forma de estrella y combina trazos y componentes lineales, circunferenciales y cilíndricos. (Casa y Más, 2017).

Diseñado por Louis Kahn es un ejemplo extraordinario de la arquitectura moderna que se transcribe como parte de la arquitectura vernácula de Bangali, agrega Casa y Más. Este edificio es único en el sentido de que es modernista en principio, pero es un proyecto profundamente arraigado en su contexto, los ciudadanos, y la lengua ancestral de Bangali. (Kahn, 2021). El diseño de Kahn requirió materiales locales simplistas que estuvieran fácilmente disponibles y que pudieran implementarse de manera claramente similar que protegiera contra el duro clima desértico integrando un edificio moderno en un contexto que de otra manera no sería moderno, agrega el mismo.

Edificio del Parlamento, Bucarest, Rumania

Fuente: lavanguardia.com.

Este edificio es la sede del Parlamento de Rumania que se construyó entre 1984 y 1997 que fue ideado por el dictador comunista Nicolae Ceasescu -quien lo bautizo como ‘La Casa del Pueblo’- y construido por un variado grupo de cientos de arquitectos liderados por la arquitecta Anca Petrescu que tenía tan solo 32 años cuando inició la obra en la década de los 80. Es uno de los edificios más grandes y pesados del mundo y de los más costosos en su realización. Fueron 3.000 millones de euros invertidos, más que el PIB de un país como Andorra, y 4,1 millones de toneladas -equivalente a once Empire States- da cuenta de la dimensión de esta monumental obra arquitectónica.

El edificio es de 12 pisos, 270m de largo y 245m de ancho, 48m visible sobre el suelo y 15m escondidos para un total de 350.000m2. La construcción de esta lujosa estructura implicó que muchos bienes inmuebles y actividades que se desarrollaban en el centro de la ciudad fueran sustituidas y desplazadas: Todo un barrio, estadio, iglesias, conventos y sinagogas se derribaron para hacer este majestuoso palacio.

La estimación de los materiales reporta alrededor de un millón de mts3 de mármol, 3.500 toneladas de cristal, 480 candelabros, 1.409 luces y espejos, 700 toneladas de acero y bronce para puertas y ventanas monumentales, 900m3 de madera para parquet y revestimientos, principalmente de nogal, roble, cerezo y olmo; 200.000m2 de alfombra de lana, cortinas de terciopelo y brocado adornadas con plata y oro.

La construcción combina elementos y motivos de diferente origen, en un estilo arquitectónico eclético que es uno de los ejemplos posteriores del clasicismo socialista, ya rechazado en la segunda mitad de los años 50.

Una cultora se atrevió referirse a este monumento como «Una de las más colosales burbujas arquitectónicas de todos los tiempos -el faraónico Palacio del Parlamento Rumano…- se ha convertido en un monumento útil y en un recuerdo omnipresente de lo que conviene no olvidar» (Zabalbeascoa, 2013).

En fin, esta es tan solo una pequeña muestra de una inmensa cantidad de edificios públicos que por todo el mundo se encuentran y que no dejan de sorprender, por su majestuosidad, por su diseño, por los estilos que combinan, por la belleza, la opulencia y funcionalidad que ofrecen y la sensación de poder que impregnan.

Referencias

*     *     *

canlı maç izle selcuksports deneme bonusu deneme bonusu veren siteler bahis siteleri jojobet