(+57) 601 7041757 * (+57) 314 4714426 [email protected]
Fuente: elheraldo.co
«La mejor forma de predecir el futuro, es construirlo».
Alan Kay

Sin duda alguna uno de los retos más determinantes a los que se enfrentan actualmente los arquitectos es el de encontrar y proyectar soluciones a los problemas derivados del cambio climático. Ya bien conoce el mundo que este fenómeno está imponiendo a la tierra, en sus distintas latitudes, nuevas condiciones geoambientales que se expresan en fenómenos y desastres naturales cada vez más frecuentes que amenazan con su destrucción, y la desaparición de toda manifestación de vida, entre ellas la especie humana.  

Mike Castle abraza a su hija tras el paso de un tornado en Kentuky en diciembre de 2021

Fuente: Usa Today

La ciencia y muchos especialistas de diversas disciplinas coinciden en considerar que éste es un proceso irreversible ante lo que hay que tomar medidas inmediatas a fin de evitar que los cambios en el clima y los ecosistemas se tornen abruptos e incontrolables. «Una de las principales manifestaciones es el aumento de la temperatura media del planeta, fenómeno que causa la reducción de los glaciares, y trastorna los ciclos pluviales» (Remiestudio, 2021).

Agrega Remiestudio que «La frecuencia e intensidad de los desastres naturales exige cada vez más atención, pero sobre todo mayores recursos económicos, ya que, como se ha visto en los últimos años, impactan de manera considerable la infraestructura y las viviendas de las localidades afectadas, al grado que las pérdidas materiales rebasan el capital disponible para remediar los daños».

Pues bien, ante esta tendencia geo climática hace unos años -2015- la arquitectura rusa ideó una solución para que los humanos se pongan a salvo de desastres naturales provocados por terremotos, tsunamis, inundaciones, etc., inspirado en dos creaciones antiguas, una artificial y mítica  ideada en tiempos bíblicos por el hombre y otra natural que en épocas prehistóricas se originó en el mar: el Arca de Noé y el Molusco Nautilus, este último el que inspiró al escritor francés Julio Verne para idear el submarino de ficción que aparece en sus novelas «Veinte mil leguas de viaje submarino» -1871- y «La Isla Misteriosa»-1875-.  

Representación del Arca de Noe y fotografía de un nautilo (nautilus belauensis)

Fuente: mundiario.com


Fuente: delphipages.live

Galilea reseña que «su aspecto en el agua recuerda al de un gigantesco caracol ‘Nautilus’ flotando sobre la superficie del océano y parcialmente sumergido». Y precisa que «sus usos principales son como vivienda y hotel, sus plataformas o pisos interiores suman una superficie de 14.000 metros cuadrados y, según sus diseñadores, podría servir de refugio ante un colapso medioambiental o cataclismo natural» (Galilea, 2015).

Representación del hotel de Remistudio

Fuente: actualidad.rt.com

Los expertos de Remiestudio llamaron a este gigantesco hotel flotante como el proyecto The Ark -El Arca-, definiéndolo como «un edificio bioclimático con soportes de vida independiente» que servirá como refugio ante desastres naturales. Refiere Galilea que para los directivos de Remiestudio, el arquitecto Alexander Remizov y el especialista en soluciones energéticas Lev Britvin, «la construcción aspira a dar respuesta a los desafíos de nuestro tiempo: mantener la seguridad tomando precauciones contra las condiciones ambientales extremas y los cambios climáticos, y proteger el entorno natural de las actividades humanas».

 Subraya la misma que el proyecto se basó en los resultados recogidos en el desarrollo del programa ‘Arquitectura para el Alivio de Desastres’ de la Unión Internacional de Arquitectos -UIA- y en el concepto de vivienda bioclimática según el cual «un edificio cuenta y aprovecha el sol, las precipitaciones y los vientos, para reducir su impacto ambiental».

Características Técnicas de la Construcción

El diseño de la estructura es lo suficientemente flexible como para poder ser fácilmente adaptable a diferentes funciones o usos con el paso del tiempo y es totalmente  prefabricada para que sea armada rápidamente.

La edificación fue diseñada con base en la técnica de las Tensoestructuras, tema que se trató en artículo anterior. De esta manera la estructura de la edificación se asegura por la compresión generada por un conjunto de arcos de madera y la tensión de una serie de cuerdas de acero. Este sistema permite distribuir de forma uniforme el peso para resistir cualquier terremoto, mientras que los elementos constitutivos permiten ensamblar rápidamente la construcción.

La estructura del edificio está recubierta por una lámina especial de etiltetrafluroetileno -ETFE-, que es un plástico -de reciente creación- más resistente y ligero que el acero, reciclable y transparente que se mantiene limpio por sí solo, y es más duradero, económico y ligero que el vidrio, precisa Remiestudio. La lámina está fijada a la estructura por medio de perfiles metálicos que sirven al mismo tiempo como recolectores de energía solar que calientan el agua y como cunetas recolectoras de las aguas lluvias de la superficie del techo.

La cúpula de la construcción cuenta con un soporte central en forma de tubo por el que pasan todas las comunicaciones de ingeniería lo que permite un ahorro sustantivo de materiales y un uso más eficaz de la energía, según los mismos creadores.

Representación del hotel de Remistudio

Fuente: actualidad.rt.com

Por su forma de ‘cascarón saliente sin ángulos’ podría localizarse en diferentes zonas climáticas y en regiones sísmicamente peligrosas, anotan los expertos creadores del proyecto. En caso de que se produjera un terremoto, las cuerdas y arcos del Arca permitirán la distribución equilibrada de la carga recibida a lo largo de toda la estructura del edificio, que también sería capaz de flotar de forma autónoma en el agua, si se elevara el nivel de los océanos por descongelamiento de los glaciares, dado que es totalmente impermeable.

Sistema de obtención energética del hotel de Remistudio durante el invierno y el verano


Fuente: noticias.arq.com.mx

Características Bioclimáticas

La edificación es una estructura autosustentable. Según los expertos de Remiestudio, la forma de la cúpula ayuda a que el aire caliente se acumule en su parte superior. Después, el calor extraído de ese aire se almacena en acumuladores eléctricos y de hidrógeno, para suministrar energía de manera ininterrumpida a toda la construcción, sean cuales sean las condiciones ambientales del exterior.

También «utiliza el calor del ambiente circundante -extraído  del aire exterior, el agua o el suelo- como una fuente de energía adicional que podría ser utilizada por las casas adyacentes al Arca y medios de transporte ‘verde’».

Además, la forma de la cúpula del Arca «ayuda a crea en su superficie exterior un remolino de aire que impulsa las aspas de los generadores de energía eólica o molino de viento situados alrededor del soporte central, y permite colocar en el edificio las celdas fotovoltaicas en el ángulo más conveniente para recibir y aprovechar la radiación solar», explican Remizov y Britvin.

En su interior, el edificio está diseñado para albergar plantas o jardines, que para cada construcción se seleccionarán de acuerdo a su compatibilidad entre sí y con el medio ambiente, a la iluminación disponible y a su eficiencia en la producción de oxígeno, en el propósito de crear un espacio armónico, atractivo y cómodo paras sus ocupantes.

Representación interna del hotel de Remistudio

Fuente: actualidad.rt.com

Reseña Galilea que «Las plataformas interiores del Arca posibilitarán disfrutar de lugares bien iluminados en cualquier momento del día ya que, a través del techo transparente, penetrará la luz suficiente como para dar vida a las especies vegetales e iluminar los interiores, mientras que sus balcones sirven como una forma de comunicación y un lugar de recreo».

De otro lado, todos los residuos generados por el Arca podrán reutilizarse -reciclarse- en el interior del edificio por medio de métodos como la ebullición explosiva y la pirolisis libre de oxígeno -descomposición material por calor sin combustión-, según la ficha técnica del proyecto  que refiere Galilea.

Finalmente, sus creadores anotan que «este edificio está diseñado como un hotel de 5 estrellas con capacidad para más de 200  huéspedes». El costo de construcción de este edificio en su versión original es de alrededor de 5.000 a 6.000 euros por metro cuadrado, aunque su precio final depende del lugar donde se realice y de las condiciones de construcción local. Su precio podrá reducirse de forma notable si se industrializa.

Zona de abordaje del hotel de Remistudio

Fuente: actualidad.rt.com

En conclusión, se trata de una solución futurista para el problema multidimensional que desde ya hace varias décadas viene expresándose como consecuencia del cambio climático y del efecto invernadero que en no poca medida y en no pocos lugares del planeta vienen causando desastres naturales de distinta índole.

Una solución que surge de la arquitectura como expresión de su claro compromiso para proyectar soluciones a grandes problemas del hábitat humano y para la supervivencia de la vida en el planeta y de la especie humana. No obstante, no deja de ser una plausible solución reactiva mientras que el mundo avanza en las soluciones que ataquen las reales causas que provocan el efecto invernadero.

Referencias

*     *     *

canlı maç izle selcuksports deneme bonusu deneme bonusu veren siteler bahis siteleri jojobet