(+57) 601 7041757 * (+57) 314 4714426 [email protected]

Un material de grandes cualidades para la construcción que proviene de una maleza herbácea

 

Desde épocas remotas ha sido utilizado por el hombre para aumentar su bienestar y comodidad. Actualmente este material de origen natural continúa aportando beneficios en diferentes industrias: textil, alimentaria, papelera, agropecuaria, artesanal y, por supuesto, la construcción. Se trata del bambú o guadua como se le conoce comúnmente en Colombia.

El bambú, es una planta gramínea que germina de manera silvestre como si fuese una maleza, pero puede ser cultivada de manera tecnificada. Se cree que es originaria de Asia pero en países como Colombia prolifera como si fuese nativa. Esta planta tiene la virtud de que crece a gran velocidad, sus vástagos pueden llegar a medir hasta 5 metros de longitud, son cilíndricos y por lo general crecen de manera rectilínea, y a los tres años ya están listas para ser usadas en cualquier proceso productivo. Otra virtud que tiene es su reproducción inmediata y prolífica habida cuenta que al cortar un vástago emergen nuevas varas o cañas.

En los últimos años se han realizado múltiples estudios para conocer a ciencia cierta todas las propiedades constructivas que tiene este material. En palabras de Karely Haros, referida en el Artículo «Las bondades del bambú» publicado por la Revista Munodohavcr, «El bambú, como una de las primeras herramientas de construcción, ha sido y sigue siendo una tecnología tradicional, sostenible, económica, flexible y resistente, lo que atrae la atención de diseñadores, arquitectos e ingenieros para integrarlo en las construcciones más modernas» (Mundohvacr, 2022).

 

Propiedades constructivas del bambú

Según Arquenetpolis (2022), se ha podido establecer que son múltiples los beneficios del bambú al implementarse como material en proyectos constructivos, siendo algunos de ellos los siguientes:

  • Es un material térmico y aislante acústico ya que en el interior de las cañas de bambú se forman cámaras de aire que permiten regular la temperatura del material (y por ende de la casa) dependiendo del clima en el que se encuentre y también forman una barrera contra el sonido.
  • Las cañas delgadas pueden utilizarse como tubería para instalación hidráulica o desagües pluviales.
  • Es un material bastante barato y se ha comprobado que puede reducir el costo de una vivienda hasta en un 50 o 60%.
  • Usadas como muro las cañas de bambú demuestran tener efectividad contra los sismos al funcionar en bloque y en caso de colapso el material es bastante liviano y la reconstrucción se puede llevar de manera más fácil.
  • Tiene una larga vida útil, alrededor de 15-30 años.
  • Puede utilizarse como elemento estructural en forma de columnas y es resistente.
  • También puede funcionar como refuerzo estructural o como sustituto de la madera en algunos procesos constructivos.
  • Es un material renovable y al crecer rápidamente no es causa de erosión ni deforestación.
  • Se puede usar de manera decorativa en muros interiores.
  • La construcción con bambú es una inversión rentable en el corto plazo.
  • El bambú en su estado natural es una planta purificadora de aire, con lo cual mejoraremos la calidad del aire en nuestro hogar.
  • Esta planta es utilizada en el tratamiento de aguas residuales por su gran propiedad purificadora y filtradora.
  • El bambú es un material que encaja perfectamente en varios estilos decorativos.
Fuente: tendencybook.com

 

Características de las viviendas en bambú

Referida por Mundohvarc, la Arquitecta Nelly Belinda Falckde de la Universidad Autónoma de Guadalajara en su artículo «El bambú usado como material de construcción», asegura que una de las mejores especies para la construcción es la «guadua» por ser de las más resistentes. Además reconoce los avances en la utilización de este material y resalta que en países como Colombia y otros, ya se cuenta con plantaciones de guadua de explotación comercial que se venden para plataformas y armazones. Por su parte Juan Carlos Rodríguez Romo del Instituto Tecnológico de Aguas Calientes, sostiene que en Bangladés el 73% de las viviendas son construidas con este material, mientras que en Guayaquil hoy el 50% de las viviendas están hechas en bambú.

El bambú en la construcción puede utilizarse de muchas maneras: en los techos, paredes, muros, inmersos en otros materiales como el concreto para reforzar paredes o lozas con resultados apreciables. Según Mundohvarc, algunas características de este material en las viviendas pueden ser:

Con información del portal de ces.iisc.ernet.in

 

Fuente: bambu-arquitectura.com

 

Desarrollos tecnológicos e industriales del bambú

Según la referencia que hace Mundohvarc del Arquitecto colombiano Simón Vélez -pionero en el uso moderno del bambú en la construcción- éste promulga al bambú como «el acero vegetal de la construcción». Y agrega que además descubrió que si se utilizan tornillos, varillas o bisagras para la unión de las cañas en las estructuras, éste se puede volver tan resistente como para construir techos de 9 metros capaces de soportar pesos de hasta 10 toneladas.

Por su parte Neil Thomas – ingeniero principal de Atelier One- citado por Souza (2022), sostiene que si tuviéramos que diseñar un material de construcción ideal, se parecería mucho al bambú. El mismo Souza anota que por pretensioso que parezca, podemos decir con seguridad que el bambú es uno de los materiales más prometedores para la construcción.

Souza reseña que el gran potencial de este material radica en que tiene una sección transversal muy eficiente y alta resistencia a la carga de por demás eficiente, y resalta que una de sus mayores propiedades es que además de su uso en presentación natural o formato crudo, permite un alto nivel de procesamiento y puede ser laminado para pisos, accesorios, y para estructuras de lo que él refiere como Structural Engineered Bamboo (SEB), que se parece mucho a la madera de ingeniería.

Fuente: archdaily.co

 

Proceso industrial

El bambú procesado -diseñado- se hace de cañas en bruto o naturales, que mediante la presión y el calor forman un compuesto laminado que luego se pega para formar partes estructurales. Luke D. Schuette -fundador y director ejecutivo de ReNüTeq Solutions, LLC-, sostiene que en el caso de su empresa -que trabaja con este sistema constructivo- el proceso de preparación de la lama y el producto final están patentados específicamente para aplicaciones de edificación estructural denominado Bambú Laminado Radial. RadLam®.

El proceso que desarrolla esta empresa industrial optimiza la fibra de rendimiento más alto del culmo -es el tallo fistuloso y articulado de las gramíneas- al eliminar las fibras de menor resistencia del interior del listón del culmo antes de que se lleve a cabo la laminación, mientras aumenta la eficiencia durante la producción al reducir el desperdicio. Las principales aplicaciones de SEB son los sistemas estructurales (columnas y vigas), los sistemas de acristalamiento estructural para edificios (entradas, cubiertas, fachadas), así como los muro cortina y los marcos de piso a techo.

 

Características del SEB

Luke considera que desde el punto de vista estructural el SEB es mucho más fuerte y resistente que cualquier ejemplo de madera industrial presentes en el mercado. Sus características más notables son:

  • El módulo de elasticidad que producen es de más de 4 millones de psi -presión en las libras por pulgada cuadrada- el doble de la resistencia de cualquier producto de madera de ingeniería o de Glulam.
  • En tensión es 10 veces más fuerte debido al contenido de fibra de sílice en todo el bambú.
  • La mayor densidad del SEB es ideal para las conexiones, ya que la fibra de madera se aplasta con los tornillos, mientras que el bambú mantiene su forma bajo una mayor compresión.
  • Al ser un 40% más denso que la madera de ingeniería, esto también hace que las estructuras de bambú tengan un rendimiento significativamente superior frente al fuego que la madera, ya que su tasa de carbonización es mucho más alta.
  • El bambú a nivel celular es más cerrado que la fibra de madera, lo que lo hace mucho más estable a los cambios de humedad y temperatura.
  • El SEB es un 28% más estable que la madera de ingeniería en condiciones volátiles, lo que la hace ideal para sistemas estructurales y soportes de vidrio.
Fuente: archdaily.co

 

Beneficios ambientales del bambú en la construcción

Además de sus atributos en la parte estructural, el bambú presenta algunas ventajas en cuanto a su impacto ambiental:

  • Luke señala que una plantación de bambú produce un 37% más de oxígeno que los bosques tradicionales.
  • El bambú no solo absorbe carbono, sino que también produce oxígeno a medida que crece, en un 37% más que las especies arbóreas.
  • El bambú tiene una curva de crecimiento geométrico que lo hace 10 veces más rápido en la eliminación de CO2 que los árboles.
  • Cosechado de forma intensiva puede absorber hasta 1,76 toneladas de CO2/racimo/año, o hasta 362 toneladas/hectárea/año en una finca gestionada de manera óptima.
  • El sistema de raíces del bambú al ser cortado permanece intacto, contario a lo que ocurre con los árboles, que mueren al ser cortadas las raíces, por lo que el uso del primero evita la erosión.

En conclusión, el bambú -una planta herbácea gramínea que se reproduce como la maleza- aunque milenario en la construcción originaria en algunos lugares del planeta, en su presentación natural y más con vocación de servir a la vivienda rural, solo hasta hace algunas décadas se ha ido masificando para proyectos constructivos de gran escala o para ser usado como material de construcción estructural.

El descubrimiento -que aún no se agota- de sus diversas propiedades y bondades tanto físico-mecánicas como ambientales, hoy hace presumir que puede llegar a ser el material constructivo del futuro por excelencia: Su gran capacidad de resistencia por su alto contenido de fibra de sílice sumada a la de poder absorber CO2 más que las plantas arbóreas y a la de generar mayores cantidades de oxígeno, al igual que, su capacidad para prevenir la erosión por la persistencia de sus sistema raizal, así lo determinan.

Fuente: ovacen.com

 

Referencias