(+57) 601 7041757 * (+57) 314 4714426 [email protected]
Bombero tras un bombardeo (Slovyansk, Ucrania)
Fuente: rtve.es
Los resultados de las guerras usualmente son desastrosos, pero sus consecuencias por lo general inciertas e invaluables.

El hecho de que la actual guerra Rusia-Ucrania haya estallado en medio de los efectos nefastos de la pandemia Covid-19 cuando aún el mundo no se recuperaba del todo de sus consecuencias, ha generado un impacto social y económico de grandes dimensiones a nivel global de lo cual vale intentar realizar un balance con especial atención en su incidencia en Colombia y particularmente en el sector de la construcción.

Contexto

Su origen puede remitirse hacia el fin de la segunda guerra mundial cuando los países aliados Estado Unidos USA, Gran Bretaña, Francia y la Unión Soviética URSS derrotaron al régimen Nazi de Alemania.

Fue esta una alianza efectiva para ganar la guerra declarada a Europa por Hitler, muy a pesar de las diferencias entre la URSS y USA que tras el fin de la guerra se hicieron evidentes por las concepciones ideológicas y los intereses geoestratégicos antagónicos, lo que dio origen a la otra guerra velada y silenciosa conocida como la «Guerra Fría», esa que se extendió por casi todo el siglo XX hasta la disolución de la Unión Soviética, y se fundamentó en la escalada nuclear, el espionaje -CIA/KGB-, los cercos políticos y los bloqueos económicos.

De ella surgen otras dos nuevas alianzas: la del Atlántico Norte -OTAN- impulsada por USA e integrada también por Gran Bretaña y otros países de Europa occidental para hacer frente a lo que éstos consideraban la amenaza comunista, y del otro lado, el Pacto de Varsovia, impulsada por la URSS e integrada por sus aliados en su mayoría de Europa Oriental -conocida como la Cortina de Hierro- para hacer frente a la que éstas últimas consideraban amenaza de occidente.

El agotamiento del modelo soviético y su desgaste en medio de la guerra fría condujo a la disolución de la URSS en 1991, más por el impulso que internamente le diera el entonces Presidente Mijaíl Gorbachov -recientemente extinto- a la transformación socio-política de la unión, a partir de la perestroika y el glásnost, surgiendo una nuevo poder que se materializó en la Federación Rusa liderada por Rusia.

Parafraseando a la Asociación Nacional de Instituciones Financiera, ANIF, (2022), puede decirse que «USA termina ganando la guerra fría y el capitalismo cogió más fuerza», bajo la doctrina del consenso de Washington. Por su parte, nuevos países independientes como Ucrania continuaron su proceso cada vez más alejados del modelo socialista, acercándose más al modelo de USA, tendencia que finalmente se reflejaría en la ampliación de la OTAN por la incorporación de las antiguas repúblicas soviéticas de Polonia, Hungría, y República Checa que antes hacían parte del Pacto de Varsovia y desde 2004 Bulgaria, Romania y Eslovaquia e incluso las tres exrepúblicas soviéticas de Estonia, Lituania y Letonia.

Para Rusia y su presidente Vladimir Putin la ampliación y extensión de la OTAN por el ingreso de más naciones de su zona de influencia más cercana representa una amenaza geoestratégica que debe neutralizarse. Sin duda ello «ha venido generando una tensión desde la anexión de la península de Crimea en 2014 y el apoyo a los territorios fronterizos Donetsk y Luhansk que desde ese entonces son controlados por separatistas pro-Rusia», agrega la ANIF.

En este contexto, en febrero del presente año inician las operaciones bélicas en el territorio ucraniano en gran medida motivado por las pretensiones de esta nación de adherir a la OTAN y por el trato dado a los nacionales pro-rusos en ese territorio, acciones que han provocado una gran crisis humanitaria, frente a lo que «el kremlin ha manifestado poner fin solo si Ucrania reconoce la anexión de Crimea, la independencia de las naciones secesionistas del Donbás, una nueva constitución que blinde al país y se ponga fin a la resistencia armada ucraniana», precisa la ANIF.

Las reacciones mundiales no se hicieron esperar. Desde USA, la Unión Europea y otras potencias -sin intervenir militarmente de manera directa- se desplegaron medidas restrictivas y sanciones de tipo económico, comercial y financiero contra Rusia con el propósito de disuadirla de continuar con lo que para ellas era una agresión e invasión inadmisibles.

A todas estas medidas gubernamentales se suman las adoptadas por grandes corporaciones multinacionales de suspender sus operaciones en territorio ruso. Este conjunto de medidas rápidamente provocó la devaluación del Rublo pero no faltó la respuesta de Rusia que ante la devaluación de su moneda obligó a que el gas se le comprara en rublos, todo lo que ha disparado la inflación en Rusia y muchos otros países, y ha generado consecuencias determinantes para la economía mundial.

¿Pero cómo impacta esta guerra al mundo, especialmente a Colombia y específicamente al sector de la construcción?

Afectación global

El primer gran efecto a nivel mundial ha sido la inflación de precios de los llamados commodities que al 8 de marzo alcanzó una cotización de US$130 según el índice Bloomberg Commodity Index referido por la ANIF. En consecuencia materias primas como granos duros y blandos, metales básicos e hidrocarburos crudos comienzan a registrar precios elevados de manera progresiva que se reflejan en el valor de los productos terminados. Ucrania entró en modo de economía de guerra lo que provoca una contracción apreciable en la producción y las consecuentes exportaciones de cereales, hierro-acero, y aceites vegetales y animales que pasaron de US$ 50 mil millones antes de la guerra a US$ 21 mil millones a la fecha antes referida (datos de la ANIF).

Desde el inicio de la guerra los precios del maíz y el trigo -dos de los productos que más produce y exporta Ucrania- han registrado un crecimiento significativo. El precio por tonelada de maíz pasó de 270 dólares al comienzo de este año a 298 en los primeros días de marzo, un incremento porcentual de casi el 8% y el del trigo creció un 7% en el mismo período, con el agravante de que los dos países en conflicto representan el 30% de la producción global.

Y en el caso de Rusia las cosas no han sido distintas salvo que la caída en sus exportaciones no se debe a la reducción de la producción interna sino al cambio en su posición en el mercado mundial ocasionado por las sanciones impuestas por USA y la UE.

Rusia es el octavo país productor y comercializador de petróleo en el mundo pero su mayor producto de exportación es el gas natural que representa el 25% de total mundial y en su mayoría lo exporta a UE que depende del gas ruso en cerca de un 40%. Desde el inicio de la guerra el WTI y brend se están vendiendo a precios no registrado recientemente alcanzando un valor cercano a los US$ 120 por barril en los primeros días de marzo, y la gasolina desde 2008 no alcanzaba un incremento en su precio tan elevado como el que se registró en la primera semana de marzo de US$ 4 con un incremento porcentual del 15% entre una semana y otra hasta llegar a US$ 4.8 en menos de un semana.

El Banco Mundial prevé que como consecuencia del impacto de la guerra los precios de la energía aumentarán en más de un 50% en 2022, situación que no cambiaría en 2023 y 2024. Estima un incremento en los precios de los productos básicos alimentarios de los que Rusia y Ucrania son grandes productores, y de los fertilizantes que para su producción se requiere gas natural como insumo, lo que se reflejará en un incremento del 20% en los productos agrícolas al cierre de este año.

Hasta aquí puede concluirse que la guerra Rusia-Ucrania ha causado impactos en diversas actividades y procesos del sistema economico mundial nada despreciables que ha causado desbalance en las exportaciones de materias primas e insumos -commodittis-, las tasas de cambio, las tasas de interés, los índices de inflación, la programación y ejecución de proyectos constructivos todo lo que se ve reflejado en la canasta de costos de los hogares que cada día se sienten más asfixiados por la situación económica desfavorable.

En la segunda entrega de este artículo -parte dos- que se publicará en la subsiguiente fecha se analizarán los efectos de esta guerra en la economía y en la construcción en Colombia.

 

Referencias

 

*     *     *