(+57) 601 7041757 * (+57) 314 4714426 [email protected]

 

Diversas percepciones indican que en materia de vivienda aún queda camino por recorrer.

 

En ocasiones se cree que en materia de hábitat y vivienda todo ya está resuelto, pero al parecer no hay tal. Diversas percepciones desde distintos rincones de Latinoamérica indican que aún hay asuntos por resolver que atañen a planeadores urbanos, diseñadores arquitectónicos, constructoras, autoridades gubernamentales, y por supuesto que también a propietarios y residentes.

Está percepción se desprende del ejercicio de consulta que realizó el portal Arch Daily en el pasado mes de abril que convocó abierta y públicamente la opinión de profesionales de la construcción, estudiantes e interesados en la construcción en torno al concepto que se tiene acerca de la inquietud «Cómo es la vivienda contemporánea y cómo podemos hacerla mejor».

Sin duda se trató de un ejercicio oportuno y pertinente que arrojó luces que pueden reencausar la actividad constructora, más aún en un momento en el que la población sigue creciendo pero a un menor ritmo que décadas precedentes, y en el que el hábitat adquiere una connotación nada despreciable. Respecto de este último asunto Dejtiar (2023) asegura que la vivienda no solo es el lugar en el que habitamos sino que es un patrimonio que refleja claramente lo que son nuestras sociedades, nuestras culturas, y nuestras aspiraciones (Dejtiar, 2023).

Y agrega que es un espacio que influye en nuestra calidad de vida, en nuestra salud y en nuestro bienestar, razón por la que justifica la reflexión en torno a cómo habitamos la vivienda y cómo podemos hacerla mejor.

De la sistematización que hace Dejtiar de las diversas opiniones expresadas por quienes se manifestaron en torno a la vivienda contemporánea en este ejercicio puede establecerse coincidencias que pueden agruparse en temas como: adaptabilidad, innovación y diversidad; especulación inmobiliaria, falta de políticas públicas adecuadas y desigualdad económica; medio ambiente y convivencia vecinal; prácticas arquitectónicas autónomas; y la multifuncionalidad de la vivienda.

 

Adaptabilidad, Innovación y Diversidad

No es especulación sino evidencia concreta que se observa en la materialidad constructiva que con el paso de los tiempos testimonia que «cada nuevo avance en la tecnología y el diseño el universo de la vivienda contemporánea se expande aún más ofreciendo nuevas posibilidades y soluciones para el hogar del futuro», apunta Dejtiar.

En este marco uno de los opinadores en la convocatoria, Rafael Escobar desde Perú expresó que «la vivienda contemporánea no puede ser definida unívocamente desde ninguno de sus extremos, se trata de un fenómeno social de múltiples identidades y orígenes, formalizándose en diversos paradigmas que plantean soluciones diversas, y obedece así a la multifacética generación de ideas y propuestas».

Agrega que la multiplicidad de sus planteamientos es una de las características que la determinan, y esa enorme y vasta dimensión es justamente los que le da ese especial carácter de originalidad y amplitud, lo que permite que las diversas fórmulas sean todas válidas y adaptables, a los diversos espacios y realidades de acuerdo a las dimensiones que se esperan alcanzar y atender.

Para este arquitecto peruano es inconcebible pretender uniformar un concepto de vivienda de manera masiva y acusa a quienes intenten hacerlo de no entender nada acerca de la mutabilidad, su utilidad y formalismo.

Fuente: core.ac.uk

 

Especulación Inmobiliaria, Falta de Políticas Públicas Adecuadas y Desigualdad Económica

Dejtiar, afirma que en la actualidad la vivienda contemporánea en muchos lugares del mundo se encuentra en una situacion de parálisis por no decir de crisis. Ilustra su afirmación con las percepciones que llegaron particularmente de Colombia y Argentina.

De la primera, Drawde opinó que la vivienda está ridículamente cara, en 40 o 50 m2 no se puede formar una familia, es desesperanzadora la especulación, y la arquitectura estándar de la vivienda de interés social es deprimente, mientras que desde la segunda, Horacio Vivanco afirma que en Argentina actualmente hay una parálisis en el mercado inmobiliario, especialmente de la compraventa de propiedades a los primeros dueños. Asegura que no hay líneas de crédito hipotecario y las tasas de interés están demasiado elevadas, impagables para salarios medios.

Salirle al paso a estos factores que limitan el acceso a la vivienda, especialmente para los sectores poblacionales más pobres, se hace necesario que los gobiernos, las organizaciones de la sociedad civil y el sector privado trabajen el conjunto para desarrollar soluciones habitacionales sostenibles y adaptadas a las necesidades de las personas. En ello juega un papel fundamental el Estado que además de actuar como eje articulador, debe concebir e implementar políticas públicas de reducción de las tasas de interés, de créditos hipotecarios y subsidios a la construcción y compra de vivienda.

Fuente: foto de Jairo Vargas (publico.es)

 

Medio ambiente y Convivencia Vecinal

El peruano Carlos Gonzáles plantea que más allá de que la vivienda cuente con las condiciones básicas y prodigue cobijo, debe ser un espacio que garantice la convivencia entre vecinos y debe ser concebido en armonía con el medio ambiente. En esencia la vivienda debe responder al patrón del «respeto» y especialmente hacia el otro. Subraya Gonzáles que los olores, el ruido, el flujo de gente que entra y sale de la vivienda, etc., no debe perjudicar la vida de los otros. De otro lado, la vivienda debe ser respetuosa con el medio ambiente puesto que las acciones que se realicen en la vivienda no deben altera ni contaminar el entorno que la rodea, por el contrario debe promover su mejora.

Su postura la cierra con una sentencia contundente: «Porque aun cuando se garantice una muy bonita vivienda digna a una familia, si esta se encuentra inmersa en un caos producto del irrespeto hacia la vecindad y el entorno, esa vivienda no es vivienda: son cuatro paredes y un techo, no se vive en su interior, se pasa la vida… y no es lo mismo».

Desde España Jorge Núñez cree que es fundamental ampliar los accesos exteriores, utilizar materiales que aíslen el ruido, sobre todo en las paredes que separan los apartamentos, elevar los techos y controlar el consumo de energía y agua. En otras palabras, se trata de combinar los elementos que aportan confort con la responsabilidad ciudadana y la sostenibilidad.

Fuente: cfcya.co

 

Construcción Autónoma

Desde Colombia la Arquitecta Andrea González expresa su preocupación por que en muchos casos en su país las familias optan por asumir ellas misma los diseños y construcción de sus viviendas, debido principalmente a circunstancias económicas desfavorables y como ella lo advierte, por desconocimiento de lo que un diseño arquitectónico causaría en sus vidas. Complementa subrayando que prefieren asumir por su cuenta la compra de materiales o la consecución de mano de obra antes de contratar a un arquitecto.

Frente a ello plantea la necesidad de sensibilizar a la población, especialmente en los barrios populares -en los que se desestima la profesión del arquitecto-, sobre la relevancia y la necesidad de un diseño arquitectónico en tanto que éste tiene implicaciones determinantes en sus vidas.

Fuente: Foto de Comunal Taller de Arquitectura (archdaily.co)

 

La Vivienda Multifuncional

El avance en la virtualización del trabajo y de la producción, y el incremento de los trabajadores autónomos como FreeLancer’s que se disparó durante la pandemia, cada vez más proyecta a las viviendas como espacios multifuncionales.

Al respecto Oscar de Jesús, un arquitecto español, opinó que la vivienda «tiende a ser un lugar donde pasaremos entre el 60-80% de nuestro tiempo debido al teletrabajo y a los nuevos universos digitales». Agrega que entonces la vivienda será el soporte de esas tareas, por lo que ésta deberá repensarse en cada uno de los espacios y flujos que la conforman para que se adecue a una vida cada vez más individualizada.

Fuente: socialdigital.iadb.org

De todas estas reflexiones en torno a la vivienda contemporánea puede deducirse la necesidad de repensar el concepto de vivienda, puesto que aún se enfrenta a grandes desafíos pero también a oportunidades retadoras. Esto indica que paulatinamente deben encontrarse soluciones a los múltiples problemas y requerimientos como los que aquí se han reseñado, y que las circunstancias actuales y el inmediato futuro plantean a este aspecto clave para el desarrollo humano.

 


Referencias

canlı maç izle selcuksports deneme bonusu deneme bonusu veren siteler bahis siteleri jojobet