(+57) 601 7041757 * (+57) 314 4714426 [email protected]

 

 

En el mundo del diseño y la decoración arquitectónica no es nada despreciable el cumulo de tendencias que los nutre, algunas que se expresan como toda una moda y otras como un imperativo que demanda mayor responsabilidad socio ambiental.

Y si bien es cierto que en el epígrafe nos referimos a él como un estado, vale decir un asunto de esencia, sin duda en los últimos tiempos se ha convertido en toda una tendencia en decoración que aboga por la elegancia, la sofisticación y la atemporalidad, como lo anota Machuca (2023).

Se trata de lo que hoy se conoce como el Lujo Silencioso cuya idea esencial es que «el lujo no tiene por qué ser llamativo ni ostentoso, si no que puede ser discreto y elegante», por lo que se aleja de lo llamativo para centrase en la belleza de lo simple.

 

Que es el Lujo Silencioso

El Lujo Silencioso también conocido como la «Riqueza Oculta», ha dado su salto a la decoración de interiores, no como sinónimo de riqueza u opulencia sino de buen gusto y estilo, y es una forma de decoración de los hogares o lugares habitables que acude a materiales naturales y de alta calidad en tanto que se basa en la belleza de los elementos naturales como la madera, la piedra, el cuero o el lino. Son materiales que aportan a la decoración una sensación de calidez, sofisticación y durabilidad.

Es elegancia y sobriedad que provocan una sensación de sencillez y de equilibrio a los espacios, que demanda por sobre todo suma atención en los detalles, por lo que cada elemento debe estar cuidadosamente seleccionado para crear un ambiente armonioso y sofisticado.

Es la versión terrenal del minimalismo en un mundo al margen de los muros duros, las líneas limpias y los bordes brillantes, pregona Doyle (2023). Y agrega que, «como su nombre lo indica, una estética mucho más discreta de lo que el lujo suele traer a la mente».

Helena Clunies-Ross -especialista en diseño residencial y hotelero de alto nivel, cuyo estudio cuenta con sedes en Nueva York y Londres- referida por Doyle, considera que «el Lujo Silencioso transmite opulencia sin abrumar los sentidos» y complementa que «es una filosofía de susurrar el lujo, en lugar de gritarlo». En resumen para esta especialista en diseño residencial la esencia del Lujo Silencioso está en una mescla única de simplicidad y sofisticación.

Por su parte la interiorista Shea McGee de Studio McGee, referida por Saint-Elien (2023), explica que «el lujo silencioso trata de sutilezas y materiales de primer nivel dando prioridad a la calidad frente a un estilo o estética particular», mientras que Kate Marker de Kate Marker Interiors, citada por la misma, sostiene que se trata de valora e invertir en materiales de alta calidad que tenga un atractivo a largo plazo y desafíen las tendencias.

Para McGee, referida por la misma, la esencia de esta estética tiene que ver con los detalles y la idea central es que los materiales que se usan para la decoración tengan una calidad atemporal que conserve su belleza a través del tiempo y las tendencias o modas.

Para Purple Cherry -estudio de arquitectura e interiores- citado por Saint-Elien el Lujo Silencioso se centra en las texturas, los estampados limitados, la iluminación clásica y los materiales naturales, cuyo objetivo es crear una combinación armónica de materiales y tonos de color sin que ninguno desentone. En esta estética cada objeto tiene una presencia propia, pero discreta, sin ser el centro de las miradas, subraya el mismo.

Fuente: helenacluniesross.com

 

La Filosofía del Menos es Más

Sostiene Borja (2023) que la archiconocida frase de Mies «Menos es Más» es el perfecto resumen de lo que es el lujo silencioso. Según la concepción que subyace en ella se trata de decorar con pocos objetos y escoger bien el mobiliario de tal forma que los espacios respiren visualmente y las miradas se centren en los materiales antes que en los objetos.

Tampoco se trata de comprar los adornos y diversos elementos decorativos como se hace en una gran tienda en la que se venden productos que se producen a gran escala o en procesos industriales por banda.

 

Las Cinco Premisas del Lujo Silencioso en la Decoración de Interiores

Como toda expresión artística cada tendencia o filosofía arquitectónica o decorativa se basa en unos postulados o premisas fundamentales que la determina y diferencia de las demás. Cinco premisas básicas denotan a la decoración fundada en el Lujo Silencioso.

La Elección de los Materiales, es clave

Postulado determinante en esta tendencia que pregona optar por las Texturas Naturales. Más que importar el elemento u objeto por sí mismo lo que prima es el material con el que está hecho. Los metales están bruñidos o pulidos, a cambio de abrillantados; las maderas están crudas y sin barnizar; los terciopelos son tenues, en lugar de lustrosos y brillantes, apunta Helena Clunies-Ross.

Se trata de elegir materiales lo más natural posible y de calidad. El lino, el mármol, el terciopelo o la madera se asocian al lujo, y bien elegidos, transforman cualquier espacio dándole una connotación de suma elegancia sin excesos. Y si bien es cierto que lleva tiempo lograr el blanco de roble rústico perfecto o el mármol con el veteado y acabado adecuados, no menos cierto es que estás piezas aportan una cualidad atemporal y natural que prodigan calma al alma.

La longevidad y sostenibilidad son fundamentales en este estilo, en estrecha vinculación al movimiento slow living que aboga por vivir con calma, disfrutar de las cosas buenas y prestar a cada cosa la atención que realmente demanda, que como lo sentencia Clunies-Ross «valore las experiencias significativas por encima de la gratificación instantánea».

Fuente: admagazine.com – cortesía de Helena Clunies-Ross

Prestar atención al Piso

El piso es un elemento fundamental en el hogar, de ahí que elegir un material que otorgue una sensación de placidez mediante expresiones moderadas atenderá a la filosofía de esta tendencia. Materiales como el mármol, la piedra o madera naturales, tributan perfectamente a este propósito. Adicionalmente se puede incorporar alguna alfombra para añadir una nota cálida y algo de textura.

Fuente: admagazine.com – cortesía de Helena Clunies-Ross

 Tonos de Cortinarios tendiendo a suaves

Las cortinas deben estar adecuadas a cada espacio con la mayor simplicidad posible pero siempre con el atributo de dejar pasar o traslucir la luz. A ello contribuyen determinantemente los tonos beis, crudo o blanco, o los diversos tonos pastel de acuerdo a cada espacio y el resto de decoración, y como material por a elegir se sugiere el lino.

Fuente: arquitecturaydiseno.es

Seleccionar Mobiliario de Diseño

Para dotar del mobiliario que se acompase con esta estética y su filosofía, lo más aconsejable es optar por un clásico del diseño que pueda transformar la percepción de un comedor, de un estar, un estudio, una sala o un dormitorio. Se trata de elegir una creación de un diseñador cuyas piezas reflejen la forma de ser propia y el estilo que se quiere para un hogar altamente significativo.

Fuente: helenacluniesross.com

Invertir en una Buena Obra de Arte

Para resaltar la decoración conforme a los materiales, mobiliario seleccionado y cortinario instalado, una buena obra de arte sería un complemento perfecto. Invertir en arte mucho tiene que ver con personalizar el hogar. Se trata de proveerse de una pieza significativa que le dé entidad al espacio y realce la personalidad de los moradores de la casa. Es buscar algo que nos guste y que apetezca ver cada día en casa.

Fuente: arquitecturaydiseno.es – cortesía de Montse Garriga / Estilismo Pete Bermejo

 

Lujo Silencioso vs. Minimalismo

Aparentemente pareciese que se tratase de dos estilos idénticos o similares, y pese a que los dos apuestan por la simplicidad, cada uno tiene propósitos diferentes y alcances disimiles. Mientras que el Lujo Silencioso busca crear un ambiente muy especial, ensoñador y significativo con mucho valor pero con un resultado muy calmado, el minimalismo tiene como principal objetivo la funcionalidad, algo que no prioriza el lujo silencioso. Ambos estilos coinciden en que el resultado es ordenado, a decir de Brittany Hakimfar de Far Studio, referido Saint-Elien.

Fuente: esquire.com – cortesía de Fran Parente

Sin duda estamos frente a un estilo de decoración interior que se impone y propone hacer de las casas estancias significativas para quienes son sus moradores sin importar la opinión que de ello puedan tener terceros, que eventualmente pasen a visitarlas. Un estilo que se confunde con el minimalismo pero que distan mucho en sus propósitos y alcances.

Se trata de un arte que se traduce en toda una inversión que se centra en la ontología más que en la forma y la funcionalidad, y que pretende que en los espacios se eliminen los colores las formas llamativas que captan la atención al instante y a cambio promueve una decoración sutil que mejore con el tiempo.

 


Referencias

canlı maç izle selcuksports deneme bonusu deneme bonusu veren siteler bahis siteleri jojobet