(+57) 601 7041757 * (+57) 314 4714426 [email protected]
Fuente: repubblica.it
El mercado del acero no escapa a los vaivenes de las turbulencias económicas globales.

 

Desde junio de este año hasta la primera semana de noviembre, el precio del acero mundial viene en caída, así lo informa BMG Latinoamérica a través de su más visible reportera (Benítez, 2022). En el caso colombiano la reducción se ha venido manifestando desde la segunda semana de agosto. Por ejemplo, el precio de la bobina de laminado en caliente de USA sigue bajando sin tocar fondo y en la primera semana de noviembre presentó una reducción de US$ 25. En lejano oriente asiático entre la primera y la segunda semana de noviembre el precio se redujo en US$ 5/t y en US$ 50 respecto del mes anterior; en Italia entre la primera y segunda semana de noviembre se redujo en US$ 22/t y en US$ 71/t respecto al mes anterior; en Alemania se redujo en US$ 20/t para las mismas dos semanas y en US$ 68 respecto del mes anterior.

 


Fuente: es.investing.com

 

Por lo que respecta a la varilla corrugada -que se usa ampliamente en construcción- a 24 de octubre en Turquía pasó de US$ 665/t a 655 para una reducción en el precio del 3,6%; en Italia a 21 de octubre el precio pasó de US$ 810/t a US$ 780 para una reducción del 5,5%; en China el precio se redujo de US$ 518/t a US$ 515 para una reducción del 2,6%; y en España se presentó un cuadro igual al registrado en Italia a 24 de octubre, como se observa en la gráfica siguiente.

 

Precios mundiales de las barras de refuerzo

Fuente: GMK

 

¿Pero qué factores vienen incidiendo y están incidiendo actualmente para dicho comportamiento en el precio del acero a nivel mundial?

El mismo medio deja entrever que son múltiples los factores que han venido presionando el precio a la baja: incremento de la oferta -producción-, disminución de aranceles y fletes, o si tiene que ver con lo que está pasando en China, o si se trata de una desaceleración o recesión de la demanda, etc.

 

 

Incremento de la oferta

La oferta de acero mundial -antes de octubre- ha venido creciendo sobre la base de un incremento en la producción. Pero debido a que por otros factores, el precio viene bajando, también desde octubre, varias productoras a nivel mundial han disminuido o parado la producción mientras aprovechan el receso para realizar mantenimientos a las plantas y equipos de producción. Algunas productoras de USA desde septiembre han venido anunciando ajuste al precio en US$40 por tonelada sin que hasta la fecha hayan podido lograrlo, como una forma de compensar los efectos del paro en la producción.

 


Fuente: Freepik

 

 

Disminución de aranceles y fletes

En relación con los costos de fletes -marítimos- hay una gran discusión sobre la caída en picada de las tarifas marítimas actualmente, y habría que preguntarse si se trata de un proceso de normalización que las tarifas de transporte y envío vuelvan a un rango comparable con las que estaban vigentes con anterioridad a la pandemia. El costo de envió de un contendedor del Shanghái a Los Ángeles ha disminuido sustancialmente -incluso por debajo del promedio registrado en el largo plazo- de casi US$ 14.000 en el 2021 a US$2.422 en lo corrido del 2022, pero aún por encima de la tasas reales registradas en 2019, justo antes de que comenzara la pandemia.

Por lo que respecta a los aranceles y para no ir muy lejos, el Gobierno de Brasil redujo a partir de mayo de este año el arancel de importación de la barra de acero del 10,8% al 4% para alinear el arancel con las prácticas de otros países. Según Reuter (2022), Ana Paula Repezza -Secretaria Ejecutiva de la Cámara de Comercio Exterior del Ministerio de Economía- afirmó que la nueva tasa corresponde «al promedio mundial para este tipo de productos» (Reuters, 2022).

 

¿Está la demanda en desaceleración o en modo de recesión?

Fuente: YouTube

 

 

Lo que está ocurriendo en China

Las decisiones públicas o estatales en relación con los confinamientos en China no solo están incidiendo a nivel interno, sino que, como de no creer, están influenciando a nivel externo tanto en el mercado bursátil como el de los commodities, que en el caso del petróleo contribuyó a su recuperación. Por ejemplo, en la primera semana de noviembre los precios del cobre bajaron ante las expectativas de que el gigante asiático modere los controles por el Covid el próximo año, siendo contrarrestadas por las sombrías perspectivas a corto plazo de la fabricación y la demanda por metales. Anota Benítez que aterra que un rumor en redes sociales, no verificado, sobre la relajación de las normas del Covid en marzo de 2023, haya influenciado el mercado bursátil, lo que indica el poder tan grande que tienen una toma de decisión política en China.

Al respecto anota Barani Krishnan (2022) que el «imperio de la ley» de China, donde el sistema legal se utiliza para ejercer la voluntad del gobierno en casi cualquier cosa y en cualquier momento, está provocando una gran volatilidad en el mercado de las materias primas, ya que los funcionarios pasan de la rigidez en la toma de decisiones a la flexibilidad en la gestión de la crisis del coronavirus en el país.

Contrario a lo anterior, en el caso del níquel, la aparente relajación de las medidas de confinamiento en China ya ha hecho crecer su precio en más del 30% en este mes, la mayor subida que registra desde los máximos históricos alcanzados en marzo de este año. Para Krishnan este no es el problema real, sino que nadie sabe lo que hará Pekín a continuación.

Y el níquel, que es uno de los metales necesarios para la fabricación del acero inoxidable -entre otros- presenta el segundo mejor comportamiento en la Bolsa de Metales de Londres (LME) en 2022. Su cotización ha ganado un 40% en lo que va del año mientras que otros metales de la LME han bajado en lo corrido del año: el cobre y el aluminio han bajado un 13%, mientras que el zinc ha bajado un 12%. Parece un mercado loco.

 

 

Desaceleración o recesión en la demanda

La demanda ha venido desacelerándose, razón por la que en Europa, USA y otras partes del mundo, se viene haciendo una reducción silenciosa en la producción como ya se había advertido antes. Aquí ha jugado un papel clave la guerra de Ucrania que ha afectado la producción de acero en Turquía al no permitir el flujo de materias primas de manera corriente, que como efecto contrae la producción y consecuentemente la demanda. Ante la incertidumbre los compradores se han quedado quietos.

Pero según Argus Media, citado por Gómez (2022), después de meses los compradores sin actividad tendrán que volver al mercado de septiembre en adelante, lo que impulsará un cambio en la demanda y consecuentemente de los precios. Pero esto será posible si en Asía mejora la confianza, si se da un desenlace positivo de la guerra en Ucrania, o una mejora imprevista en los sectores que consumen acero plano. Incluso Europa se ha mostrado dispuesta a ofrecer incentivos a la demanda mediante descuentos que estimulen los pedidos.

 

 

Impacto en Colombia

Colombia, contrario a lo que hicieron otros países no redujo los aranceles pero si, mediante disposición presidencial de junio de este año, se decretó la exclusión por seis (6) meses de los gastos de transporte y gastos conexos de la base gravable para determinar el valor de aduana que deben pagar, lo que podría implicar una reducción del costo del acero de hasta un 6,5%/t, según el Mincomercio.

Pero el gobierno se resistió a la petición que le hiciera el Gremio de la Construcción representado por CAMACOL de reducir el arancel a cero (0), en gran medida por la oposición que hizo el gremio de la producción del acero nacional representado por la sección correspondiente de la ANDI, porque representaría una amenaza para la producción nacional por el ingreso en gran volumen de acero importado de países con los que no se tiene acuerdo de libre comercio como Turquía, Rusia y China.

Lo cierto es que con esta medida y la tendencia a la baja de los precios internacionales del acero -por los factores antes referidos- el panorama para la industria de la construcción, especialmente de vivienda VIS, se despeja e implicará un impacto positivo en los costos y el precio final de las viviendas terminadas.

En conclusión, en medio de la incertidumbre económica mundial y de la turbulencia y vaivenes de los mercados, el comercio del acero parece estar saliendo a flote gracias a diversos factores preconcebidos por varios países que tienen como fin promover la demanda y así presionar la baja del precio internacional del metal más usado en la industria de la construcción. No obstante, en el caso de Colombia dicha baja del precio parece no estar impactando positivamente ni complaciendo especialmente a la industria de la construcción, habida cuenta del comportamiento atípico -fluctuante- de otras variables económicas como la depreciación del peso frente al dólar, el incremento de la inflación y el alza en las tasas de interés, que pueden estar contrarrestando los efectos de la caída del precio internacional del acero en el mercado interno.

 


Fuente: ferrosplanes.com

 

 

Referencias

*     *     *

canlı maç izle selcuksports deneme bonusu deneme bonusu veren siteler bahis siteleri jojobet