(+57) 601 7041757 * (+57) 314 4714426 [email protected]

 

Una contundente estrategia del gobierno nacional promete asegurar vivienda VIS y VIP a los más necesitados y reactivar la construcción.

 

Recientemente, salió a luz pública una controversia provocada por las declaraciones del presidente dela ANDI Bruc Mac Master difundida por los medios de comunicación en las que afirmó que «el Gobierno “prácticamente” paralizó la ejecución de subsidios a cuota inicial y eliminó los apoyos a créditos de vivienda de interés social», decisión que según el mismo, provocó el desplome de la venta de vivienda nueva y por tanto del sector de la construcción.

La respuesta no se hizo esperar por la Ministra de Vivienda Catalina Velazco quién, según Sacristán (2023), le replicó mediante una carta dirigida al líder empresarial en la que le expreso «su diagnóstico es una mentira». En la misma le pidió a líder empresarial que «no diga más mentiras» y le argumentó «desde la llegada al Gobierno, el programa de Mi Casa Ya se encontraba en estado crítico como consecuencia de haber sido utilizado como instrumento de reactivación económica».

Reseña Sacristán que la ministra complementó su réplica afirmando que sin ningún soporte presupuestal se le dijo a los constructores y a las familias que todas las viviendas de interés social que se construyeran tendría acceso a subsidio para la cuota inicial y la tasa de interés. Esta ligereza del gobierno anterior, promesas sin respaldo, nos tuvo en una difícil situación hace 15 meses: 500 mil familias a la espera de subsidios, 200 mil viviendas en proceso de construcción, y una disponibilidad presupuestal para 2023 de 23 mil subsidios para cuota inicial sin el componente de subsidio a la tasa de interés.

Es de recordar que desde el gremio de la construcción se esgrimió como una de las causas de la parálisis de construcción de vivienda VIS a los nuevos requisitos que se establecieron para acceder al programa Mi Casa Ya, pero paradójicamente el presidente del gremio en el reciente congreso de CAMACOL, contrariamente cuestionó que la adjudicación de subsidios no se hubiese atado al SISBEN en períodos anteriores.

De ahí que uno de estos programas, Mi Casa Ya, fuese sometido a una reingeniería, producto de todo un trabajo técnico riguroso como lo reseñó la Ministra de Vivienda, Ciudad y Territorio Catalina Velazco en el mismo congreso, proceso que tomo algún tiempo mientras que paralelamente el nuevo gobierno hacía aprobar en la adición presupuestal para 2023 los recursos faltantes para cubrir el subsidio a la tasa de interés que dejó de presupuestar el gobierno anterior, sin lo que no era posible que se hiciera el cierre financiero de los proyectos constructivos y se aprobaran los créditos hipotecarios.

La modificación de dicho programa, según la misma ministra, tiene el objetivo de facilitar a las familias la obtención de subsidios y estimular el mercado inmobiliario en el país. Pero ¿En qué consistió esta modificación? ¿Cómo ha de beneficiar a los colombianos dicha modificación? ¿Cómo ha de contribuir a estimular el mercado inmobiliario?

Fuente: sisben.gov.co (con intervención particular)

 

El Rediseño de Mi Casa Ya

La verdad es que la reingeniería a la Política de Vivienda de Interés Social se enfocó en dos grandes frentes: de un lado en el Programa Mi Casa Ya que está centrado en los subsidios a los hogares vulnerables para la adquisición de vivienda nueva, y del otro, en la creación de un gemelo del mismo pero para la remodelación o restauración de vivienda usada que fue denominado Cambia Mi Casa.

Castro (2023) reporta que según el ministerio el programa Mi Casa Ya está dirigido a aquellas personas que no han sido beneficiarios de otro aporte estatal y que, además, no son propietarios de ningún inmueble en el territorio nacional.

A decir de la Ministra, referida por Villamil (2023), la nueva estrategia implica la preasignación de subsidios a las familias que realicen negocios inmobiliarios y compren propiedades en preventa (Villamil, 2023), es decir que al proceso de adjudicación de subsidios ahora se le agrega una nueva etapa, que es la que está llamada a dar mayor certeza a los aspirantes para obtener su subsidio y a las constructoras para reactivar su actividad.

Para acceder a este programa, las familias deben contar con un proyecto VIP en etapa de finalización y la obtención del subsidio está condicionada al cumplimiento de los requisitos de Mi Casa Ya en sus etapas de preasignación y asignación. El Proyecto inmobiliario debe estar terminado dentro del plazo de preasignación que abarcará desde el 2025 hasta el 2026. Este nuevo modelo entrará en vigencia a partir del 2024 y tendrá un plazo de hasta 24 meses después de la preasignación.

El rediseño del programa implicó también un ajuste en los requisitos que todo aspirante debe cumplir. En primer lugar es condición indispensable que los aspirantes cuenten con el puntaje del SISBEN, es decir que no habrá posibilidad alguna de que resulten beneficiarios personas que no lo necesiten, como venía ocurriendo anteriormente. Esto impone a los aspirantes o potenciales beneficiarios someterse a la Encuesta Sisben IV, tanto para pobladores rurales como urbanos y los interesados deben contar con una clasificación entre A1 y D20.

Bajo esta nueva orientación el programa también reajustó los montos de subsidios a la cuota inicial por rangos de clasificación en el SISBEN. De esta manera los hogares clasificados entre los subgrupos A1 a C8 de la Encuesta IV recibirán un subsidio de hasta 30 salarios SMLMV, mientras que los hogares entre los grupos C9 a D20 recibirán un subsidio hasta por 20 SMLMV, equivalentes a 34 y 23 millones de pesos respectivamente.

Adicionalmente, para este año se permitirá la concurrencia de subsidios, siempre y cuando el hogar cumpla con la condición de ingreso mensual establecida por las Cajas de Compensación Familiar igual o inferior a 2 SMLMV, y cuente con la clasificación y los demás requisitos del programa, que de ser así, recibirán hasta un valor equivalente a 50 SMLMV. Igualmente los beneficiarios podrán hacerse a una cobertura del crédito o leasing habitacional hasta por siete años.

Este programa se llevará a cabo mediante tres modalidades de gestión. La primera es la comunitaria, que tiene como propósito impulsar la economía popular utilizando estos recursos para fortalecer las organizaciones populares de vivienda, juntas de acción comunal, las organizaciones comunitarias y las pequeñas empresas. La segunda es el modelo asociativo con entidades descentralizadas especializadas en vivienda -fondos o institutos territoriales de vivienda- o con entidades sin ánimo de lucro. Y el tercero es el modelo público tradicional mediante convenios con las alcaldías y gobernaciones.

Fuente: elpilon.com.co

 

El nuevo «Cambia Mi Casa»

Según Minvivienda (2023) en Colombia actualmente millones de hogares habitan en viviendas que se encuentra en condiciones inadecuadas con serias deficiencias en pisos, techos, baños, entre otras carencias que afectan la calidad de vida de sus habitantes.

Para ello el Gobierno Nacional creó y lanzó el programa Cambia Mi Casa, que es un programa de mejoramiento de vivienda para 400 mil familias que podrán acceder a un subsidio hasta por 22 SMLMV, dependiendo de la localización -urbana o rural- del tipo de intervención -locativa, estructural o modular- que se realice, subsidio que puede ser complementario con los que otorguen los departamentos y municipios.

La decisión gubernamental que condujo a su creación se basó en las cifras que obtuvo el DANE con la Encuesta Nacional de Calidad de Vida realizada en 2021, la cual identificó un 31% de hogares con déficit habitacional. De esta proporción 1,28 millones (7,5%) requieren de una nueva vivienda -déficit cuantitativo- y 3,98 millones (23,5%) presentan deficiencias en su vivienda que afecta su calidad de vida -déficit cualitativo-.

El programa utilizará el SISBEN IV para la verificación de las condiciones de vulnerabilidad en todas las modalidades con cuyas bases de datos es posible evaluar las condiciones socioeconómicas de los hogares en todas sus modalidades. Los aspirantes deben tener un puntaje Sisben igual o inferior a C18.

Según Minvivienda, con este programa «el Gobierno del Cambio busca la descentralización de la operación y de las forma de financiación, con un rol protagónico de las organizaciones sociales y comunitarias; una mejor cobertura territorial para desarrollar mejoramientos tanto a nivel urbano como rural, y llegar a las familias que más lo necesitan».

El programa está dirigido especialmente a los municipios de categoría 4, 5 y 6 y a los municipios PEDET y tiene un capítulo especial que propone a los constructores una alianza para estimular a sus trabajadores y proveedores a que realicen mejoramiento de sus viviendas. La idea es que los mismos constructores ejecuten las obras de adecuación y Minvivienda aporta los recursos a través de Cambia Mi Casa. Anota el Minviviendaque «Nuestros obreros han construido las casas de las familias colombianas, pero muchos de ellos no viven en una casa con condiciones adecuadas,…».

El Gobierno Nacional lanza Cambia Mi Casa. Foto: Minvivienda
Fuente: bluradio.com

 

Los Recursos para financiar los Programas

El portal Portafolio (2023) reportó que el Gobierno Nacional apropió en el presupuesto de 2024 el monto de 9,7 billones para el programa Mi Casa Ya con lo que se garantiza la entrega de 50 mil subsistidos para el próximo año, recursos que se asignarán con el Sisben hasta el D20 y con avalúo ya no del 85% sino del 70% hasta agotar los recursos.

Por su parte el programa Cambia Mi Casa tendrá una asignación en el Presupuesto Nacional para el 2024 de 1 billón de pesos, cuya meta es beneficiar a 100 mil hogares anualmente hasta el 2026 hasta completar la meta de 400 mil. De eta manera para el 2024 la política de vivienda de interés social tendrá una asignación presupuestal total de 10,7 billones de pesos, una cifra record nunca antes prevista.

Sin lugar a dudas esta reingeniería a la Política de Vivienda de Interés Social impulsada por el actual gobierno, no solo garantizará que una mayor cantidad de colombianos accedan a más subsidios con mayor certeza para adquirir o mejorar sus viviendas, sino que también, se asegurará que los recursos sean asignados a personas y familias que realmente lo necesitan, a la vez que tienen la firme intención de reactivar la actividad constructora e inmobiliaria y dinamizar la economía popular en los territorios más pobres del país.

Abierta convocatoria para mejorar las viviendas de 400 mil hogares vulnerables con Cambia Mi Casa
Fuente: canal de Ministerio de Vivienda Ciudad y Territorio en YouTube

 


Referencias