(+57) 601 7041757 * (+57) 314 4714426 [email protected]

 

El impresionante festival anual fue impactado por fuertes lluvias que convirtieron a Black Rock City en todo un lodazal.

 

Cada año se genera toda una romería de miles de aventureros artistas entre diseñadores, arquitectos, ingenieros, cantantes, bandas musicales, pintores, teatreros y excéntricos personajes contemplativos, hacia el desierto de Nevada (USA) en torno al Festival Burning Man que finalmente conduce a levantar en su superficie la sorprendente ciudad temporal de Black Rock City que perdura tan solo una semana.

En artículo anterior de este blog hicimos referencia a esta insólita ciudad en el que se le señalaba como la experiencia más parecida a la Isla de «Utopía» de Tomas Moro, o a los «Tipos Ideales» de Max Weber o al «Socialismo Utópico» de Saint Simón y otros, que nos lleva a pensar en el estado más ideal de organización, existencia y convivencia humana, que es lo más parecido a lo que ocurre en esta ciudad temporal durante siete días.

En él también se anotaba que el desierto Black Rock -roca negra- situado al norte del Estado de Nevada USA, es realmente el lecho de un lago seco que existió hace miles de años, siendo una de las superficies más planas de la tierra y es famoso por las tormentas de polvo que lo cubren todo. A su vez se mencionó que no es arena sino álcali lo que formó el fondo del lago y que se trata de una zona protegida en la que a kilómetros de distancia no hay agua, ni vida y que registra cambios abruptos de temperatura.

Pues bien, en este año, el festival Burning Man que congrega esta especie de peregrinación que inició el reciente 28 de agosto, se vio afectado por la caída de fuertes lluvias que azotaron e inundaron la zona del desierto donde tradicionalmente se levanta la ciudad, provocando un lodazal al mezclarse el agua con el polvo de álcalis, cuyo espesor podría superar los tobillos de los también temporales residentes.

El portal infobae.com (2023) reportó que una inusual tormenta de verano convirtió un festival de contracultura de una semana de duración en un desastre con decenas de miles de asistentes atrapados en el lodo hasta los pies de profundidad y sin baños que funcionaran en la ciudad Roca Negra. Y agregó el mismo que «algunos juerguistas de Burning Man dijeron que sus espíritus permanecían intactos».

El día que iniciaron las precipitaciones cayó más de 1,3 centímetros (media pulgada) de lluvia en el lugar y el fin de semana muy posiblemente las precipitaciones de agua pudieron llegar a ser de más de una pulgada (2,5 cm).

 

Como afectó el Diluvio al Festival

De esta manera la metrópolis temporal que se erige con numerosas instalaciones, obras de arte, pabellones, murales, monumentos, más las tiendas para vivienda y expendios de agua y abarrotes básicos, vio truncada la realización de las diversas actividades y celebraciones de «comunidad, arte, autoexpresión y autosuficiencia», a tal punto que el tradicional ritual de «Quema del Hombre» que cierra el festival el domingo de esa semana, tuvo que ser pospuesto para la noche del lunes siguiente.

Fuente: @jamenpercy.burn, en Instagram

El lodo formado impidió el normal funcionamiento de la ciudad y de su agenda de celebraciones, no obstante todas las estructuras e instalaciones se mantuvieron incólumes y el ánimo de los asistentes permaneció inquebrantable, salvo algunos que decidieron emigrar antes, especialmente quienes ya habían agotado sus provisiones.

Por dos días se presentó una mini emergencia sanitaria debido a que los carros que todos los días deben hacer presencia en el lugar para realizar la limpieza a los sanitarios portátiles, no pudieron llegar debido a la capa de especie de arcilla que impidió su desplazamiento hasta la ciudad Black Rock y también porque las vías de acceso habían sido cerradas para evitar accidentes automovilísticos.

El cierre de las vías se produjo justo antes de que iniciara la quema de la efigie del hombre que normalmente inicia el sábado y termina el domingo, mientras que los organizadores del evento y las autoridades de la ciudad temporal emitieron órdenes de refugio al día siguiente, a la vez que a los residentes se les pidió conservar o proveerse de alimentos, agua y combustibles, informó Tucker (2023) del Canal CNN.

La edición de este año quedará marcada en la historia del festival como el más trágico de todos los celebrados hasta ahora. Además de que miles de personas -de las 70 mil que se estima asistieron este año- quedaron atrapadas en el lodo, otras miles intentaron escapar del lodazal, mientras que las construcciones autónomas que servían de albergue en su mayoría colapsaron.

 

Un Festival Prometedor Arruinado

Solo al observar las diversas imágenes captadas de los espacios, instalaciones y monumentos que se erigieron en Block Rock City con motivo del festival, se puede apreciar la intensidad y calidad del festival que se abortó en sus momentos finales. Era la promesa de todo un coctel de ingenio, creatividad y diversas expresiones artísticas y culturales emblemáticas, como nunca se habían visto en las ediciones anteriores. De hecho, la versión de este año del festival resalta por su enfoque y la temática en la que se orientó con el rótulo de «Animalia», cuyo propósito fue realizar una exploración experiencial en torno a todas las formas de vida, reales e imaginarias, que animan el festival, reseña Florián (2023).

Y ante la tragedia sus participantes no renunciaron a su vocación creativa puesto que el barro que en principio se convirtió en un problema, muchos lo convirtieron en una oportunidad para transformarlo en objetos y artesanías cerámicas, con lo que dejaron fluir de otra manera su talento artístico y creativo.

Fuente: @jamenpercy.burn, en Instagram
Fuente @autobiographica, en Instagram
Fuente: @mishalibertee, en Instagram
Fuente: @rusty_eyeball, en Instagram
Fuente: @burningman.art, en Instagram
Fuente: @hexenkult, en Instagram
Fuente: archdaily.co
Fuente: @jamenpercy.burn, en Instagram
Fuente: @hexenkult, en Instagram
Fuente: @burningman.world, en Instagram

 

Una Pérdida Fatal

Pero el hecho más lamentable lo constituyó el fallecimiento de una de las personas que asistió sin que hasta ahora se haya podido establecer las causas del deceso, un hecho que hasta ahora no había ocurrido. Este hecho ha complicado especialmente a quienes aún permanecían en la ciudad habida cuenta que las autoridades declararon la zona en emergencia, por lo que no se permitía entrar o salir de ella, excepto los vehículos de las autoridades oficiales, según reportó Barrera (2023).

Ante este lamentable suceso incluso el presidente Joe Biden se pronunció precisando que está al tanto de la situacion del Burning Man pero que desconoce las causas de la muerte, ante lo que la Casa Blanca está en contacto con las autoridades locales.

En fin, este emblemático festival que desde hace 36 años se celebra en la nación del norte con tan solo dos años sin realizarse por el Covid-19, en la versión de este año no contó con la fortuna que le permitiera concluir con éxito debido a las torrenciales lluvias que cayeron en la zona del Desierto de Nevada, que convirtieron en un lodazal al suelo donde cada año se erige la ciudad Black Rock City que se construye para albergar este ya tradicional festival.

Fuente: @autobiographica, en Instagram

 


Referencias

canlı maç izle selcuksports deneme bonusu deneme bonusu veren siteler bahis siteleri jojobet