(+57) 601 7041757 * (+57) 314 4714426 [email protected]
Estructura no convencional (Stuttgart, Alemania)
Fuente: www.icd.uni-stuttgart.de
Hay diseños arquitectónicos de última generación cuya observación puede resultar incomoda.

 

La imagen precedente corresponde a una estructura no convencional desarrollada por el Instituto de Estructuras de Construcción y Diseño Estructural, ITKE, y el Instituto de Diseño Computacional, ICD, en la Universidad de Stuttgart, Alemania, en asocio con biólogos de la también alemana y vernácula universidad de Tübingen, fundada en 1.447. Se trata de un pabellón inspirado en el caparazón de un escarabajo -incluso pudo ser de una mariquita- cuyo objetivo era mostrar el potencial de los nuevos diseños de construcción a partir de la investigación de las propiedades de polímeros reforzados con fibra de doble capa.

 

Escarabajo tortuga de oro (Charidotella sexpunctata)

Fuente: www.elportalinmobiliario.com.mx

 

Se afirma que el tipo de geometría como el que adoptó esta estructura no es fácil de realizar, por lo que se acudió al uso de brazos robóticos que generan estructuras bobinadas sin la necesidad de un núcleo, lográndose un diseño ligero y resistente. Finalmente se fabricaron 36 ejemplares individuales y entre ellos el de mayor dimensión es el que alcanza un diámetro de 2.6 mts, mientras que el pabellón en su totalidad tiene un área de 50 m2, un volumen de 122 m3 y peso total de 593 kilogramos.

 

Brazos Robóticos incorporados en la estructura

Fuente: www.archdaily.mx

 

Pero si se observa nuevamente la imagen, se encontrará que obedece a un patrón similar a la de objetos o figuras muy juntas y repetitivas como puntos, hoyos, rectángulos, triángulos, octágonos, como lo que se refleja en una colmena de abejas, en una flor de Loto e incluso en algunos pólipos o en el infinito número de burbujas que se forman en la espuma.

 

Coral de la familia flabellidae

Fuente: Wikipedia

 

Esponja azul tubular (haliclona caerulea)

Fuente: www.tribuna.com.mx

 

Vaina de la semilla de loto (nelumbo nucifera)

Fuente: www.archdaily.mx

 

Pues bien, este tipo de figuras que pueden encontrarse de manera natural en seres vivos pueden incomodar a algunas personas que no resisten ver series repetitivas y en abundancia de una misma figura o forma y en un mismos espacio o área. Cuando ello ocurre entonces es posible afirmar que aquella persona sufre o padece de tripofobia. Recuérdese que por fobia se entiende «un temor excesivo, obsesivo y carente de racionalidad que una persona experimenta ante algo o alguien».

Por su parte la tripofobia -término no registrado por la Real Academia de la Lengua (RAE) en su diccionario-, es una noción que alude a «la fobia hacia la sucesión de figuras geométricas que se encuentran muy próximas entre sí» (Definición De, 2022). No se trata de una patología oficialmente reconocida.

 

Vaina de la semilla de loto en una etapa más madura (nelumbo nucifera)

Fuente: okdiario.com

 

Mas sin embargo hay referencias de que la palabra tripofobia significa «puntada» o «perforación» y se refiere al miedo o a la repulsión generados al mirar, al estar cerca o tocar estos patrones con agujeros (López, 2018).

Según Definición De, algunos expertos consideran que la tripofobia está asociada al temor tradicional hacia microorganismos y parásitos. Agrega que la persona que padece tripofobia, al ver un elemento lleno de pequeños orificios puede sentir prurito, picazón o nauseas, al igual que un elevado nivel de ansiedad.

Para Burgos (2021) no es común encontrar personas que sientan ese extraño miedo o repulsión a mirar figuras geométricas perfectas y muy juntas. Agrega que a ese extraño miedo se le conoce también como fobia al patrón repetitivo. Más sin embargo advierte que cada vez sufre más gente pese a que no está incluido en el Manual de Diagnóstico y Estadísticas de los trastornos mentales de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría.

Agrega Burgos que, lo cierto es que a la fecha no se ha podido encontrar una causa que conduzca al desenlace de este trastorno pero se ha establecido que quienes la padecen afirman sentir escalofríos, repulsión, e incluso ansiedad en los casos más graves detectados.

El doctor Rafael Kichic -Jefe de la Clínica de Ansiedad y Trauma de INECO en entrevista concedida a la revista Entremujeres- al ser consultado acerca de esta fobia expuso la teoría según la cual esta «fobia tiene una ‘explicación evolutiva’ de nuestro cerebro, que nos prepara para tener aversión a determinados estímulos, patrones que provocan rechazo instintivo. En ciertas personas, comparten rasgos con ciertas situaciones que pueden ser consideradas de ‘supervivencia’, como preparación al ser humano de luchar y huir frente al peligro» (Clarín, 2016).

López complementa afirmando que para algunos expertos esta fobia está relacionada con el miedo y disgusto primitivo a lo que nos puede lastimar o enfermar, como los parásitos o la comida descompuesta.

Pues bien, la posmodernidad arquitectónica ha desarrollado unos estilos que cada vez más se alejan de la tradición por lo que ya es recurrente ver construcciones que para muchos parecen excéntricas, pero sin duda producto de la infinita imaginación y creatividad de sus diseñadores, hoy potenciadas con las tecnologías digitales sistematizadas.

Pero esta nueva tendencia que acude a diseños de construcciones que en sus fachadas e incluso interiores contemplan figuras geométricas redondas, cuadradas, triangulares y diversas combinaciones de éstas muy juntas unas de otras, algunas de ellas de dimensiones proporcionalmente pequeñas, de manera más frecuente hace que el paisaje urbano este más adornado con este tipo de construcciones que a algunas personas les causa el trastorno tripofóbico.

En consecuencia ver este tipo de construcciones en las ciudades se ha hecho más cotidiano sin que se trate de una producción en masa, pues no hay duda que tienen una alta dosis de arte, que no se desarrolla de la noche a la mañana y no pueden obedecer a patrones de procesos industriales a escala. Algunos ejemplos en el mundo de este tipo de se encuentran dispersos en diversas ciudades.

 

Ren Building – China 

Esta inusual construcción se proyectó como hotel, centro deportivo y de congresos para la exposición universal 2010 de Shanghái. «A primera vista parece que se trata de dos edificios que emergen de las aguas y que se fusionan, creando la ilusión de una torre y un arco al mismo tiempo» (Forbes Staff, 2022).

La construcción se concibe como dos edificios que se fusionan en uno: el primero que emerge del agua está dedicado a las actividades del cuerpo y alberga el centro de deportes y el agua. El segundo que emerge de la tierra, está dedicado al espíritu y la iluminación, y alberga el centro de conferencias. Los dos edificios se encuentran en un hotel de 1.000 habitaciones, un edificio para vivir, agrega Forbes. Juntos los dos edificios se convierten en uno solo y arco a la vez. El arco cubre una plaza para reuniones y actividades, exactamente en el eje principal del sitio de exposición con vista al río Huangpu.

Su estructura y ventanales permiten una perfecta entrada de luz natural en cada espacio y es todo un espectáculo visual, pero no por ello para algunas personas puede resultar incómodo observarlo.

 

Representación 3D del proyecto REN Building (Shanghái, China)

Fuente: Instagram

 

Hospital General Dr. Manuel Gea González

Con un diseño decorativo y altamente disruptivo la fachada con orientación sur-poniente de este edificio hospitalario fue diseñada por los arquitectos Allison Dring y Daniel Schwaag vinculados a la empresa londinense con sede en Alemania «Elegant Embellishments».

Se trata de un Hospital Público con una estructura imponente única que esta ubicado al sur de ciudad de México, y como él tan solo hay dos en el mundo. Destaca de otros por tener un edificio sustentable que absorbe smog y aprovecha la energía natural cuyo fin es «reconciliar la tecnología y el medio ambiente a través de productos de construcción innovadores» (Herrera, 2019). El propósito de la construcción es contribuir a la reducción de las emisiones de partículas contaminantes equivalentes a las que emiten 1.000 autos diariamente con su fachada armada con módulos recubiertos de dióxido de titanio (Ti02).

Según declaraciones dadas a Infobae por el Arquitecto Antonio Medina la fachada fue instalada en esa dirección para «protegerlo de la luz solar, ya que es la zona donde más inciden los rayos solares en la Ciudad de México, además funciona como un catalizador o filtro que descomponen los contaminantes a formas más simples». Agregó que «los contaminantes se adhieren a los módulos que limitan el paso como una coladera: una parte se queda adherido y otra parte se queda en el ambiente. Y la fachada se deshace de esto cuando llueve de una manera más descompuesto».

 

Fachada sur-oeste del Hospital General Dr. Manuel Gea González (Ciudad de México, México)

Fuente: okdiario.com

 

 

La Biosfera-Canadá

 

La Biosfera de Montreal (Montreal, Canadá)

Fuente: Instagram

 

Esta construcción diseñada y dirigida por el arquitecto Richard Buckminster Fuller, es considerada la más importante en su tipo a nivel global. Tal como si fuera una burbuja de jabón que emerge del agua este demo geodésico en Montreal, Canadá, tiene un diámetro de 76 mts y actualmente alberga un museo dedicado al medio ambiente. Su objetivo es el de concientizar a los visitantes sobre la necesidad de conservar el medio ambiente y es una invitación a reconectarse con la naturaleza.

Esta burbuja de metal, considerada una obra icónica de la arquitectura es una estructura de acero con células cilíndricas de 75 mts de diámetro y 73 de altura. Geométricamente, la cúpula es un icosaedro con 20 caras, cada una formada por la intercalación de pentágonos en un rejilla hexagonal. A su vez, las caras se dividen en triángulos equiláteros.

En conclusión, la posmodernidad en la arquitectura hace proliferar diseños constructivos tan únicos y poco comunes, que producen sensaciones que en algunos casos rebasan los sentidos humanos. Muchos de ellos son calificados de excéntricos y a quienes los diseñas, no pocos, se les considera lunáticos. Dentro de estas construcciones exclusivas ha hecho carrera la tendencia de concebirlos con figuras geométricas redondas, cuadradas y triangulares en gran cantidad, unas cerca de otras y en tamaños proporcionalmente pequeños, que terminan formando un tejido con cierto aire psicodélico que genera repulsión y que al ser visto por algunas personas hace que se resistan a observarlo incluso por breve tiempo.

Provocan reacciones tanto fisiológicas como psicológicas y comportamentales que pueden traducirse en un cuadro clínico que obligue en algunos casos visitar al médico. Se cree que este trastorno conocido como tripofobia, es una reacción humana propia de la naturaleza de protegerse de la amenza que implica situaciones similares a las que provoca una parasitosis o una comida en descomposición.

Paradójico resulta que un centro de atención médica de gran relevancia como el de México haya optado por hacerse a una fachada de estas características. Y surge entonces un interrogante: ¿deben continuar o no la construcción de este tipo de diseños arquitectónicos? O ¿más bien, quienes pueden ser propensos a sufrir este trastorno deben tratarlo preventiva y curativamente con la asistencia de profesionales de las salud y las ciencias comportamentales? Vaya dilema.

 

Estructura no convencional, vista aérea (Stuttgart, Alemania)

Fuente: www.icd.uni-stuttgart.de

 

Referencias

*     *     *

canlı maç izle selcuksports deneme bonusu deneme bonusu veren siteler bahis siteleri jojobet