(+57) 601 7041757 * (+57) 314 4714426 [email protected]

 

Una alternativa industrial que desde varios frentes, puede encajar en los planes estatales.

 

Recientemente en anterior artículo se habló de las bondades, atributos y beneficios del cannabis como alternativa para generar diversos materiales que pueden marcar el futuro desarrollo de la construcción sustentable: o bien para la fabricación de bloques o ladrillos para construir muros, o para la fabricación de paneles modulares y/o aislamiento de paredes, techos y suelos.

En el mismo artículo se hizo referencia a los retos que tiene por delante Colombia frente a la alternativa de hacer del cáñamo una materia prima para diversas industrias, entre ellas la de la construcción, uno de los cuales tiene que ver con investigación y desarrollo no solo para profundizar en el conocimiento de sus propiedades, sino que también de sus diversos usos industriales, al igual que de métodos, técnicas y tecnologías de producción de acuerdo a los usos o líneas que puedan llegar a descubrirse para su explotación industrial. Una tarea a corto plazo para los centros de investigación, universidades e instituciones tecnológicas como el SENA de la Mano de ASOCAÑAMO, Camacol, CCC, y de las dependencias estatales responsables de la promoción del desarrollo industrial, la vivienda, la infraestructura civil y el desarrollo rural.

Colombia es un país que presenta grandes ventajas comparativas para producir y explotar el cáñamo, que aunado a los atributos del mismo, puede hacer aflorar tanto una gran industria agropecuaria al igual que muchas otras manufactureras que se nutran de diversas materias primas derivadas del cáñamo, hasta llegar a desarrollar ventajas competitivas en el comercio internacional, a partir de la explotación de esta fibra.

La planta -cannabis, de la que se extrae el cáñamo- que al ser cultivada es precoz en su desarrollo, puede crecer tanto en su tallo aumentando potencialmente el volumen de fibra a extraer, que ocupa muy poco espacio -crece longitudinalmente hacia arriba- y por tanto es un cultivo altamente eficiente, que no es exigente en suelos y nutrientes, es resistente a las plagas, y que tiene cualidades para la recuperación de suelos etc., es más que una gran oportunidad industrial, económica, productiva, dinamizadora del empleo rural, tiene un gran potencial para beneficiar a distintos ámbitos -especialmente el rural- y sectores económicos -construcción, textil, mobiliario, farmacéutico, etc.-.

En el caso colombiano, se advierte que frente al actual programa de gobierno presidencial que finalmente se verá reflejado en el Plan Nacional de Desarrollo una vez aprobado por el Congreso dela República, una eventual industria del cáñamo casa a lo sumo con los propósitos de actual Gobierno Nacional que tiene la firme convicción de promover la agroindustria diversificada in situ, a partir del mejoramiento de las condiciones de vida en el campo mediante la construcción y mejoramiento de vías terciarias y veredales, vivienda rural, y de diversos equipamientos comunales para la prestación de servicios de salud, educación, agua potable, energía, telecomunicaciones, etc.

 

Cadena productiva del hempcrete: un mundo de oportunidades

Sin duda alguna en torno al cáñamo podría generarse toda una cadena productiva que va desde el cultivo -a los tres meses ya está lista para cosechar-, hasta la extracción de la fibra, pasando por la transformación en materias primas para diversos usos, la producción de bloques de hempcrete y paneles modulares, hasta llegar a la construcción de vías veredales y terciarias, vivienda, y todo equipamiento comunal que se requiera en la zona donde se establezcan los cultivos, las plantas productivas, y para cubrir otros mercados regionales, nacionales e internacionales.

 

Aprovechando tecnologías para la fabricación de hempcrete

En el mercado de las máquinas productoras de insumos para la construcción ya existe una máquina manual al igual que plantas integrales de producción, que pueden contribuir al desarrollo de esta industria en el ámbito rural para producir conglomerado de hempcrete, en tanto que están hechas para producir cualquier tipo de bloque, incluso de cemento.

Gracomaq.net reseña que en efecto la tecnología suelo-cemento que se desarrolló en Colombia desde los años 50 del siglo pasado, puede ser operada -utilizada- por personas con un mínimo de formación escolar -leer y escribir- sin que se requieran conocimientos avanzados, por lo que su utilidad para desarrollar una industria en el sector rural, es apenas una contribución única para dicho propósito.

Cinva Ram

De un lado se trata de la Prensa Manual para fabricación de adobe, conocida como Cinva Ram, la cual tiene la versatilidad de fabricar diversos tipos, con los que se facilita la construcción de vivienda de interés social y ecológica (Gracomaq.net, 2023).

Fuente: Gracomaq.net

Con la máquina pueden producirse tanto bloques tradicionales como el conocido lego,y con el material preparado puede fabricarse un adobe por prensada cada 20 segundos. Estos últimos se generan cambiando los insertos dentro del molde de la prensa de tal suerte que las formas con las que se producen son diversas y variadas. Los insertos pueden adquirirse individualmente, lo que hace la prensa más económica.

Los adobes lego poseen protuberancias y cavidades en sus caras para facilitar su instalación, evitando el uso de mortero para su unión, basta solo la aplicación de una lechada de cal con cemento o un adhesivo industrial como el usado para la madera permite la edificación de muros consistentes.

Fuente: Gracomaq.net

Estos adobes poseen cavidades en su cara inferior que permiten alojar las protuberancias de la cara superior del otro bloque, impidiendo que el adobe se deslice de su posición cuando se someten a una carga lateral o sísmica. Coma ya se dijo, la diversidad de tipos de adobe lego que pueden fabricarse llega a ser hasta 15, dese el clásico o macizo hasta adoquines para construir andenes y vías de tráfico liviano. Pero es preciso detenerse en tres de ellos.

Tanto el adobe lego macizo como el estructural son óptimos para la construcción de muros y paredes, mientras que el adobe en canal permite hacer vigas intermedias en el muro y vigas de amarre en la parte superior del mismo, posibilitando llevar por la horizontal del muro las tuberías eléctricas y sanitarias, y pueden usarse en muros hechos con los adobes lego como con los clásico o macizo.

De izquierda a derecha: adobe lego estructural, adobe lego macizo y canal lego estructural
Fuente: Gracomaq.net

Para los adobes clásicos o macizos la unión se hace con la ayuda de mortero, que crea una adhesión con el bloque o ladrillo, mientras que los adobe lego se unen con una pasta de consistencia cremosa que se puede esparcir con brocha o aplicar con manga similar a la que usa el pastelero, en la superficie superior del adobe. La pasta se prepara con cemento y cal y se le adiciona cuatro volúmenes de tierra finamente cernida.

Fuente: Gracomaq.net

Los adobe estructurales por tener agujeros, permiten reforzar los muros con vigas y columnas internas, en los que introducen varillas de hierro y concreto. Para hacer la vigas intermedias se utiliza el adobe en canal y por los agujeros de los adobes legos se hacen las columnas, que por lo general van en los filos de los muros, los marcos de ventanas, que se amarran con uniones en forma de Te o de Ele.

Fuente: Gracomaq.net

Planta de Fabricación

Del otro lado, la alternativa a la Cinva Ram que ya se comercializan, son las plantas de fabricación de adobe ecológico denominadas Graco Ram. Existen 3 tipos de ellas: la manual, la semi-industrial y la industrial.

La producción en la planta manual puede hacerse con 3 personas: Un operario para la Graco Ram manual que se encarga del prensado del adobe y de ponerlo en el lugar de curado, y los otros dos se encargan de desterronar con el pisón, zarandear y dosificar la mescal en la tolva de la prensa. Estos operarios con buenas condiciones para trabajar y estimulantes salarios, pueden producir entre 600 a 800 adobes diarios. La producción de la planta se puede incrementar a 1200 diarios con una Craco Ram Doble y 5 operarios distribuidos de forma similar.

Fuente: Gracomaq.net

La planta semi-industrial sin banda transportadora utiliza prensas de mayor producción y se mecaniza la preparación del suelo con una desterronadora y una mescladora. Esta planta demanda disponer de electricidad monofásica a 220 voltios como mínimo, y puede estar conformada por:

  1.   Graco Ram Doble Manual o 1- Graco Ram Hidráulica (3Kw).
  2.   Mescladora Horizontal de 170 litros (5,6 Kw).
  3.   Desterronadora (3Kw).
  4.   Palas.
  5.   Baldes o recipientes.
  6.   Tanque o tambor de 200 litros.

Esta planta con la Graco Ram Hidráulica consume en total 11,6 Kw. Ocupa un área de 60 m2 y con cuatro operarios puede producir hasta 2.000 adobes diarios.

Fuente: Gracomaq.net

Por su parte la planta industrial utiliza prensas semiautomáticas para la producción de adobes y se mecaniza la preparación del suelo con una desterronadora y una mescladora, mientras que el movimiento del material en su totalidad se hace mediante bandas transportadoras automatizadas. Demanda disponer de energía eléctrica de al menos 220 voltios, consume en total energía por 26,5 Kw y puede estar conformada por:

  1.   Graco Ram semiautomática (11Kw).
  2.   Mescladora horizontal de 250 litros (10Kw).
  3.   Desterronadora de (3,7Kw).
  4.   Palas.
  5.   Baldes o recipientes.
  6.   Tanque o tambor de 200 litros.
  7.   Bandas transportadoras de 3,6 ms de longitud (1,5Kw).
Fuente: Gracomaq.net

En fin, Colombia se enfrenta a un reto pero también a una oportunidad de desarrollar una industria a partir del cáñamo para proveer de diversas materias primas a diferentes industrias, en especial a la de construcción de viviendas y obras civiles, dadas los amplios atributos de la fibra que se obtiene dela planta de cannabis.

Una cadena productiva diversa puede conducir a que el actual Gobierno Nacional encuentre una solución versátil para desarrollar la industrialización rural a la par que se pueden generar insumos -aprovechando tecnologías como Cinva Ram y las Graco Ram- para la construcción de vivienda, infraestructura comunal de apoyo a servicios sociales y para construir o recrear vías veredales con base en el hempcrete, que es un hormigón o mortero del que ya se ha establecido sus potencialidades por su alta resistencia que triplica al acero, y su capacidad para resistir la humedad, contrarrestar insectos que lo carcoman y sus cualidades sustentables al ser fácil de reciclar y convertir en material orgánico.

 


Referencias

canlı maç izle selcuksports deneme bonusu deneme bonusu veren siteler bahis siteleri jojobet