(+57) 601 7041757 * (+57) 314 4714426 [email protected]

 

 

Como en un cuadrilátero de boxeo, en una esquina el Presidente de CAMACOL Guillermo Herrera y en la otra la Ministra de Vivienda Catalina Velazco, libran la batalla por el que tenga la razón sobre los datos y la situación real del sector de la construcción, mientras se desarrolla el enésimo round del combate. Desde el año pasado, más precisamente a partir del segundo semestre, el Presidente de CAMACOL comenzó a lanzar voces de alerta acerca de la situación del mercado inmobiliario especialmente de viviendas VIS y VIP, asunto que ya hemos tratado anteriormente en varias entradas de este blog .

Y mientras el gremio de la construcción sigue sosteniendo que la industria de la vivienda continúa en caída, el gobierno por el contrario asegura que el sector registra reales signos de recuperación, después de la caída por la pandemia Covid-19, recuperación que será más evidente a partir del segundo semestre.

Y frente a este panorama surge la pregunta ¿Finalmente la vivienda en Colombia está o no en crisis? ¿Tiene la razón el gremio de la construcción o el gobierno nacional?

 

Las Estadísticas oficiales

Según el DANE (2024), en el cuarto trimestre de 2023 -octubre a diciembre-, el PIB del sector a precios constantes aumentó en 0,3% con relación al mismo trimestre de 2022. El Valor Agregado de la Construcción disminuyó en un 1,6%, que se explica principalmente por la reducción en un -2,9% del valor agregado de las obras civiles, la disminución del 1,4% del valor agregado de las actividades especializadas y del -1.0% en el valor agregado de las edificaciones.

Variación anual de los indicadores de coyuntura del sector de la construcción.
IV Trimestre 2022 – 2023pr
Fuente: DANE, IEAC. (pr: cifras provisionales)

Por lo que respecta al empleo en el sector, el mismo informe reporta que a enero de 2024 el número total de ocupados en el total nacional fue de 22.025 personas, de los cuales el 6,6% estaban en la construcción, equivalente a 1.453.650 trabajadores, registrando un incremento en las 13 principales ciudades del país -concentran el 43,4% de empleados del sector- del 3,2%, es decir 19 mil personas más con respecto a enero de 2023.

Variación y participación anual de la población ocupada y en la rama de actividad construcción
2022 – 2024pr (enero)
Fuente: DANE, GEIH. (pr: cifras provisionales)

Hasta aquí los datos indican que la actividad ha estado en curso sin decaer y más si ha incrementado levemente su participación en el PIB nacional, al igual que no solo ha mantenido la mano de obra sino que la ha incrementado en enero de este año respecto del mismo mes de 2023.

Y en cuanto a la producción de cemento gris el mismo informe registra que en enero de 2024 su producción total alcanzó 1.001.240 toneladas, con una disminución del 4,4% respecto a enero del 2023, mientras que la producción total de cemento premezclado en diciembre de 2023 fue de 612.805 m³, registrando una disminución del 9,1% con relación a diciembre de 2022.

Producción de cemento gris (toneladas y variación anual de la producción)
2022 – 2024pr (enero)
Fuente: DANE, ECG. (pr: cifras provisionales)
Variación, contribución y participación anual de la producción total de concreto premezclado según departamentos (metros cúbicos)
2023– 2022pr (diciembre)
Fuente: DANE, EC. (pr: cifras provisionales)

Para Gutiérrez (2023) esta tendencia, que viene desde comienzos del 2023, obedece fundamentalmente a los signos de recesión económica y a los costos de la inflación, que han incidido directamente en la comercialización del cemento.

Y finalmente, por lo que respecta a las licencias de construcción el informe reporta que en diciembre de 2023 se licenciaron 4.010.634 m², lo que significó un incremento del 28,5% del área total aprobada con respecto a diciembre del 2022. De este total 3.055.434 m² fueron para vivienda presentando un aumento del 17,7% respecto a diciembre de 2022 en el que el área aprobada fue de 2.594.990 m², resultado que contribuyó positivamente con 14,7 puntos porcentuales a la variación total del área aprobada (28,5%).

Variación, contribución y participación anual del área aprobada Cobertura nacional
2020 – 2023pr (diciembre)
Fuente: DANE, ELIC (pr: cifras provisionales)

Imagen con intervención particular

 

Lo que sigue pregonando CAMACOL y su Presidente

Acudiendo a los datos generados por el sistema de información de la construcción conocido como Coordenada Urbana -el observatorio de la construcción de CAMACOL-, Rodríguez sostiene (2024) que el presente año no arrancó muy bien para el sector de la vivienda, tras un año marcado por las caídas continuas. Anota que tan solo en el primer trimestre del 2024 se registraron retrocesos en casi todos los indicadores, incluyendo los lanzamientos de nuevos proyectos que cayeron en un 34%, y las ventas que mantiene su mala racha con una baja del 17,7%.

Por su parte el Presidente de CAMACOL Guillermo Herrera, cuestionó la ejecución del Fondo Nacional de Vivienda frente a los recursos para subsidios, anotando que en el 2023 tan solo se ejecutó cerca del 40% de los recursos asignados en el Presupuesto de Inversión del Gobierno Nacional, y según él mismo, el panorama para el presente año no pinta mejor en tanto que la cifra con corte a 31 de marzo se ubica en el 12%.

Y en esta dirección Herrera arremetió con un directo contra la Minvivienda, expresando su preocupación por que el ministerio no haya definido un plan para incrementar la ejecución de los recursos de subsidios, de tal forma que la dinámica del sector se mueva a un mayor ritmo.

De otro lado cuestionó que durante tres años consecutivos los subsidios de Mi Casa Ya, no se hayan adjudicado de manera completa, es decir el de la cuota inicial junto al de la tasa de interés, sin lo que no es posible lograr el cierre financiero de los proyectos y los créditos.

Finalmente alertó sobre los efectos de la tasa de interés en la sostenibilidad del empleo en el sector y en la adquisición de vivienda tanto VIS-VIP como No Vis, insinuando la necesidad de que el Estado subsidie dicha tasa, ya no solamente para la primera modalidad sino que también para la segunda, mientras que no se ahorró cuestionar la descentralización de los subsidios, estrategia que califica fallida y que no funcionó puesto que antes del 2023 el 82% de los subsidios se concentraban en los municipios de categoría especial,1 y 2, y después de la aplicación de la nueva política paso al 81%, cayendo un 1%.

Fuente: valoraanalitik.com, cortesía CAMACOL

 

Las apreciaciones de la Ministra Velasco

Lo primero que ha expresado la Ministra Velasco en respuesta a las manifestaciones del Presidente de CAMACOL, es que los ajustes realizados por el Gobierno Nacional a la política de vivienda han ayudado a impactar positivamente para que los índices de pobreza multidimensional vayan determinantemente a la baja. Para la Ministra la reducción de dichos índices apunta a la consolidación de una mayor equidad en el país, dándole a la población más vulnerable la oportunidad de acceder a las ayudas del Estado.

Agregó la Ministra que gracias a los ajustes a la política de subsidios de Mi Casa Ya y al esfuerzo del Gobierno Nacional para asignar los subsidios de años anteriores, se ha logrado mejorar el proceso de asignación con una debida focalización y reducción del tiempo entre asignación y desembolso.

Y no sobra recordar que el mismo Herrera el año pasado cuestionó el hecho de que el anterior gobierno hubiese desligado el SISBEN de la asignación de subsidios para la Vivienda VIS y VIP, lo que se convirtió en una especie de ventanilla oscura para que por allí ingresaran a ser beneficiarios personas que realmente no los necesitaban, quitándole la oportunidad a muchas familias que realmente los requerían por encontrarse en situación de pobreza o vulnerabilidad. Fue esta la razón principal que condujo a que el actual gobierno rediseñara el programa Mi Casa Ya, en especial los requisitos de acceso a los subsidios, atándolos al SISBEN.

Informó la Ministra que durante el 2023 y lo corrido del 2024 el Ministerio ha entregado subsidios de Mi Casa Ya semanalmente y actualmente está asignando entre 1.000 y 2.000, en promedio. Agrega que esto aunado a la disminución de la inflación y la reducción de la tasa de interés, está impactando positivamente la reducción de los costos de la construcción de las viviendas sociales al igual que el de los créditos hipotecarios, facilitando el acceso a la vivienda a los sectores más pobres y vulnerables, lo que permite avizorar en el muy corto plazo un mayor ritmo en la recuperación del sector y toda su cadena de valor.

La Ministra considera que la divergencia de datos y apreciaciones con el representante de CAMACOL obedece a dos miradas distintas y que cada lado hace su propia lectura. Mientras el gobierno lo hace desde la rentabilidad pública y social, el gremio lo sigue mirando desde la rentabilidad privada y los intereses gremiales.

Fuente: analisisurbano.org, cortesía Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio

Pues bien, según los datos del DANE la situación del subsector de la vivienda no parece ser tan catastrófica como la presenta el gremio, y si más bien parece esperanzadora por lo que sugiere la Ministra. No puede pensarse que los ajustes a la política de vivienda necesariamente no debieran causar durante un período de transición, una pausa en las ejecutorias mientras se concebían y ponían en marcha las nuevas estrategias.

Sin duda, tanto el gremio y toda la cadena de valor del sector junto con el Gobierno Nacional, no deben cesar en su intención de trabajar mancomunadamente, no solo para sacar a flote al sector, sino principalmente, para asegurar a los más pobres y necesitados una vivienda digna y asequible.

 


Referencias