(+57) 601 7041757 * (+57) 314 4714426 [email protected]
Funte: orbes.co
La propuesta del gobierno electo sugiere una intensa
actividad constructora en los próximos cuatro años.

La elección del nuevo gobierno nacional ha generado expectativas en torno al futuro del país, especialmente en lo que a la economía se refiere. Los distintos gremios económicos no han dejado de expresar inquietudes frente a lo que puede deparar a los diferentes sectores la asunción del nuevo gobierno elegido recientemente y que se posesionará el próximo ocho de agosto.

Pero al realizar una lectura del Programa de Gobierno que expusieron al país el presidente y la vicepresidenta electos, fácilmente se deduce que la industria de la construcción en Colombia tendrá mucho por hacer y en diferentes frentes, durante los próximos cuatro años.

Un examen por temas o sectores nos permitirá dimensionar con alguna especificidad todo para lo que ha de prepararse el sector de la construcción en el propósito de responder a los retos y desafíos que se derivarán de aquel programa de gobierno cuyos alcances trascienden al mero fin de lucro. No resulta impertinente afirmar que ello pondrá a prueba toda su capacidad cognitiva, técnica, creativa y de gestión, al igual que su real carácter social. Miremos:

Educación, Ciencia y Tecnología

A unas horas de haber sido elegido el nuevo presidente lanzó a través de twitter un mensaje a todos los alcaldes del país solicitándoles que alisten lotes saneados de propiedad de los municipios para la construcción de colegios y universidades. Según se lee en aquel programa estas nuevas infraestructuras no serán para albergar instituciones educativas tradicionales si no a unas que giren en torno a un modelo educativo que expanda su horizonte a la experimentación, la investigación y al desarrollo de tecnologías que sirvan al propósito de impulsar la economía productiva. Un colegio de estas características no dejaría de costar alrededor de 15 mil millones y si se realizará uno en cada municipio se tendría una inversión total de aproximadamente 16 billones de pesos. Y si se construyera una nueva universidad en cada capital de departamento a razón promedio de 40 mil millones cada una se llegaría a una inversión 1,2 billones de pesos aproximadamente, cifras nada despreciables con las que el sector de la construcción se dinamizaría.

A esto se agrega la construcción de centros de investigación y la nada despreciable sede de la agencia aeroespacial que se encargará, entre otras cosas, de la gestión integral de un satélite propio de Colombia.


Fuente: vivirenelpoblado.com

Transición energética y generación de energía a pequeña escala

La fórmula presidencial elegida ha puesto especial hincapié en la necesidad de hacer una transición gradual de las energías provenientes de combustibles fósiles a energías de fuentes renovables y limpias, y así quedó consignado en el programa de gobierno. Ello implicará la construcción de parques eólicos, fotovoltaicos, hidroeléctricas -amigables con el medio ambiente y los cursos acuíferos- y de plantas de producción de hidrógeno verde. Un reto inmenso para la industria que tendrá que apropiarse de los más modernos desarrollos en saber científico, tecnológico, de ingeniería y de diseño arquitectónico, si pretende participar en este proceso de generación de infraestructura para lo que seguramente aún no cuenta con mayor experiencia.

Pero quizás una gran oportunidad que se presenta para el sector de la construcción es la que tiene que ver con la construcción de infraestructura para la generación de energía a pequeña escala por comunidades, pequeños productores, cooperativas y ciudadanos, tal como lo prevé el programa presentado por el gobierno y que promete apoyar determinantemente.

Las inversiones para este componente de la propuesta gubernamental han de ser multimillonarias, y si bien no todo ello ha de realizarse en este período, sin lugar a dudas la porción que se lleve a cabo no ha de representar una cifra pequeña de recursos, lo que constituye una gran oportunidad para la industria de la construcción.


Fuente: mundoelectrico.com

Agroindustria sustentable e impulso al desarrollo empresarial

Uno de los pilares fundamentales de este componente del programa de gobierno es el de la reactivación de la producción agroalimentaria pero industrializada a partir de un modelo agropecuario silvo-pastoril y diversificado, lo que implica la adecuación de tierras y la construcción de micro distritos de riego, al compás del proceso de restitución de tierras y de incorporación de más tierras rurales a la producción.

A este pilar se suma otro determinante como el de la construcción y organización de centros de acopio como una estrategia de recreación del extinto IDEMA, que asegure la compra de las cosechas sin intermediación y a su vez la llegada directa de los productos agropecuarios al consumidor final. Esto implicará un esfuerzo grande de construcción o readecuación de locales o bodegas que cumplan con este fin en todo el país.

A estas dos estrategias se agrega como factor fundamental para incidir en la reducción de los costos de producción en el campo, la reactivación de la producción de agro-insumos y fertilizantes que seguramente demandará la construcción de plantas en zonas estratégicas del país, lo que plantea otro frente de trabajo para la industria de la construcción.

Otro frente amplio de trabajo que se abre a luz de este componente programático es el que tiene que ver con la dotación de acueductos y vivienda rural, como una condición necesaria para mejorar la productividad en el campo a partir del mejoramiento de la calidad de vida de los campesinos productores, otro espacio donde la industria de la construcción tendrá mucho que hacer y por aportar.

No menos determinante será el compromiso planteado en el programa gubernamental por realizar todo el esfuerzo de inversión pública en construcción de nuevas vías terciarias y el mantenimiento de las existentes con lo que se asegure la llegada de los productos agropecuarios a los centros de consumo de manera directa. Este frente generará un volumen grande de trabajo para la industria en todo el territorio nacional.

Complementa a todo este propósito de desarrollo agroindustrial y empresarial un ambicioso programa de infraestructura del transporte para facilitar y agilizar la comercialización interna y externa de mediante el desarrollo de la infraestructura fluvial, la ampliación de la red vial automotor, la conexión entre el llano y la costa caribe reparando y modernizando la red existen y construyendo el tramo Bogotá/Villavicencio, al igual que la que conectará los puertos del pacífico con Panamá y con los puertos del atlántico.

Finalmente, está el frente de promoción y fortalecimiento del turismo, particularmente el internacional, para lo que el programa gubernamental propone una estrategia de construcción y ampliación de los aeropuertos de tal forma que más ciudades se puedan conectar mediante vuelos internacionales.


Fuente: Andina/Difusión en: https://rpp.pe/columnistas/leandromariategui/agroindustria-y-desarrollo-sostenible-noticia-1196684

Vivienda social y desarrollo urbano

Se propone el gobierno electo, próximo a posesionarse, promover una política integral de desarrollo urbano sustentable, antiespeculativo e incluyente. Ello implica la construcción de drenajes y alcantarillados urbanos con alternativas tecnológicas que reduzcan el impacto en la naturaleza. Igualmente contempla poner en marcha una política de vivienda de interés social y prioritario por autoconstrucción y asociativo, acompasada con una decidida intervención en el mercado de la tierra urbana que permita el desarrollo de nuevos proyectos a bajo costo, a lo que se suma el propósito de adelantar toda una acción de legalización de asentamientos humanos concomitantemente con su mejoramiento urbanístico y habitacional. También se aúna a este propósito un proceso de renovación urbana que incluye mejoramiento de vivienda y reconstrucción de vivienda usada para alquiler.

Finalmente la industria constructora se encontrará con el plan general de promoción para que en las principales ciudades se establezcan sistemas de movilidad multimodal con energías limpias acompañado de un ambicioso proceso de construcción de ciclo-rutas, campo de amplia posibilidad de actuación de ésta industria.


Fuente: centrourbano.com

Arte y Cultura

Propone el programa referido la construcción de academias de arte y centros o espacios urbanos para el desarrollo de actividades multiculturales, como una alternativa aplicada para promover el posicionamiento de la actividad artística y cultural como referente de convivencia, paz y cohesión social.

Medio ambiente y economía circular

De la mano de la transición energética y con el propósito de promover la economía circular el programa también plantea la construcción de parques tecnológicos para el reciclaje y aprovechamiento de desechos con lo que se contribuya a una economía sustentable, generadora de nuevos empleos y de riqueza.

En conclusión, es previsible visualizar que durante el período del nuevo gobierno la industria de la construcción tendrá un amplio campo de acción y diversos frentes de trabajo que demandarán su capacidad de trabajo y de aporte al cumplimiento de todo este ambicioso programa propuesto por dicho nuevo gobierno. Sin duda, una oportunidad para demostrar de qué y para qué está hecha, a la vez que de posicionarse técnica, social y económicamente, y de paso ratificar su palmarés como uno de los sectores clave en los procesos de reactivación económica y de jalonamiento del crecimiento económico. La instalación del nuevo gobierno augura solvencia y una intensa actividad de la construcción en los próximos cuatro años.

Parque Tecnológico de acopio y reciclaje de residuos

Fuente: archdaily.com 

*     *     *

canlı maç izle selcuksports deneme bonusu deneme bonusu veren siteler bahis siteleri jojobet