(+57) 601 7041757 * (+57) 314 4714426 [email protected]

 

 

Lo que sí es seguro es que no es huérfano, pero quizás en algunas épocas y lugares si es probable que haya sido adoptado, sin que hubiese pasado necesariamente por un orfanato. Pero lo que es irrefutable es que padre si tiene y no importa si ha sido o es su progenitor o su adoptante.

Sin duda alguna el hormigón armado es uno de los materiales más usado al menos en la más reciente historia de la construcción. Puentes, presas, templos, túneles, coliseos y muchas otras infraestructuras por todo el mundo han empleado esta técnica debido a, entre muchas otras ventajas, su alta resistencia a las vibraciones y a las elevadas temperaturas, refiere el portal brickhome.com.mx (2022).

El concreto u hormigón es una mezcla de cemento, agua, arena y grava con la que se obtiene una especie de piedra artificial. Al realizarse la mezcla se obtiene una pasta maleable que, pasadas unas horas se endurece, pero en ocasiones se le agrega otros aditivos para que pueda durar más tiempo en estado manipulable.

Puede aplicarse a la elaboración de bloques de concreto prefabricados que se transportan y luego se colocan en la obra, pero si se requiere que adopte una forma específica como la losa de un edificio, o una bóveda o un arco, es necesario hacer la mezcla en el lugar de la obra y aplicarlo con sumo cuidado. A esta actividad se le conoce como el colado, que es una de las acciones más importante en la construcción de un edificio.

Pero ¿Dónde se originó esta técnica? ¿Cómo ha evolucionado a lo largo del tiempo?

Libro «Bétons Aglomérés appliqués à l’art de construire» (1861) donde François Coignet analiza la función del hormigón y del acero como partes integrantes del hormigón armado
Fuente: perfil de Jose Sau en LinkedIn

 

Orígenes del hormigón

Posada (2024) reseña que el hombre conoció los materiales cementantes fácilmente hace unos 7000 años a.C., cuando de manera accidental descubrió la cal al poner piedras de caliza alrededor del fuego para protegerlo del viento, ocurriendo que esa piedra al pasar varios días en contacto con altas temperaturas, sufrió una transformación en un polvillo que hoy se conoce como cal, que al humedecerse, por alguna circunstancia se trasformó en una pasta de propiedades adhesivas que comenzaron a utilizar como pegante.

Las civilizaciones más antiguas desarrollaron métodos para juntar o apilar piedras con amalgamas, para levantar muros y todo tipo de construcciones. Hacia 2500 a.C., los egipcios ya empleaban un mortero de cal y yeso en la construcción de las pirámides de Giza, la única de las siete maravillas del mundo antiguo que aún se encuentra en pie. Este se considera el pionero del concreto.

Pirámides de Kefrén y Keops (Giza, Egipto)
Fuente: Freepik.es, cortesía superstarphoto

Los griegos hace unos 2500 años comenzaron a mesclar piedras calizas calcinadas con agua y arena, a lo que le agregaban piedra triturada, tejas o ladrillos rotos, creándose así el primer concreto de la historia.

Por su parte los romanos usaban tierra o cenizas volcánicas que mezclaban con cal resultando lo que se conoció como cemento de Puzzuoli -localidad italiana cercana al volcán Vesubio-. A este cemento también le agregaban cerámica o piedra pómez, con lo que se obtenía un concreto más ligero que permitía la construcción de grandes obras como algunos arcos del Coliseo Romano, la Termas de Caracalla, la cúpula del Panteón de Agripina o el Puente de Alcántara en Hispania.

Puente romano (Alcantara, España)
Fuente: freepik.es, cortesía eestellez

Tras la caída del Imperio Romano, el uso del hormigón decae, hasta que en la segunda mitad del siglo XVIII se vuelve a emplear en Francia e Inglaterra. En este siglo se presentaron muchos cambios e innovaciones por lo que la construcción no se quedó atrás. En 1842 se patentó lo que se conoce como el cemento Portland que era una mezcla de piedra caliza arcillosa y carbón calcinados a alta temperatura. El cemento resultante es de color verde grisáceo oscuro similar al de una piedra que se extrae de la isla de Portland en Inglaterra, reseña Sau (2022).

Se tienen datos de que en 1758 el ingeniero John Smeaton lo ideó al reconstruir el Faro de Eddyston en la costa de Cronish, pero quien lo patentó en 1842 fue Joseph Aspdin mientras que al francés Vicat se le considera como el padre del concreto, al proponer en 1817 un sistema de fabricación que se sigue usando actualmente.

«Faro de Eddystone», por John Lynn (1826 – 1869)
Fuente: en.wikipedia.org
Joseph Aspdin (1778 – 1855), pionero en la fabricación del cemento
Fuente: sciencehistory.org
Placa conmemorativa de Joseph Aspdin. «El cemento Portland, uno de los materiales manufacturados más importantes de la humanidad, fue patentado por Joseph Aspdin. un albañil de Leeds, el 21 de octubre de 1824. Aspdin vivía en este patio (entonces llamado Slip Inn Yard) y vendió por primera vez su cemento en Angel Inn Yard»
Fuente: en.wikipedia.org

 

Evolución del hormigón

En 1748 en Toulon, Francia, se construyeron las nueva dársenas -zonas de cargue y descargue- de su puerto, constituyéndose en la primea obra moderna que se realiza con hormigón. La obra se realizó con tongadas -capas con que se cubre o baña algo- alternas de hormigón fabricado con puzolana -roca volcánica desmenuzada de la misma composición del basalto que se encuentra en Puzol, población cercana a Nápoles- y mampostería irregular.

Fuente: perfil de Jose Sau en LinkedIn

En 1845 Lambot comienza a fabricar en Francia objetos en los que se combina el cemento con el acero, surgiendo de esta forma el primer hormigón armado.

En 1861 se publicó el libro ‘Bétons Aglomérés appliqués à l’art de construire’ en el que su autor François Coignet, analiza las funciones del hormigón y del acero como partes integrantes del nuevo material.

Joseph Monier en 1875 construyó el primer puente con hormigón armado del mundo en Chazalet, Francia, con un vano de 16,5 ms de luz, con el que se patentizó el hormigón armado.

En 1885, Monier y Coignet, en la Exposición Universal de París presentaron ejemplos de elementos que podrían realizarse con hormigón como vigas, bóvedas, tubos, etc.

 

El Hormigón en Colombia

El hormigón como muchas otras creaciones humanas, gracias al comercio mundial, no tardó en expandirse por todo el mundo, y como anota Valencia (2010), no es de extrañarse que hoy después de miles de siglos, el concreto, con todos sus nuevos desarrollos, siga siendo utilizado y considerado uno de los materiales constructivos más durables, pudiendo conservarse hasta por cien años.

Por lo que respecta a Colombia, la primera vez que se usó este material en el país fue en 1885 cuando llegaron barriles de cemento de Inglaterra, el cual era fabricado en hornos rotatorios. De esta importación limitada se sabe que en su mayoría fue aplicado a la construcción del muelle de Puerto Colombia ocurrida en 1893 con la dirección del ingeniero cubano Francisco Javier Cisneros.

Es en el año 1905 cuando la compañía Inversiones Samper inauguró la primera planta cementera en el país en cercanías a Bogotá, habiendo entrado en operación en 1909, pero solo hasta 1910 pudo hacerse uso del cemento producido en el país.

Según cifras referidas por Posada (2024) en el mes de septiembre de 2019 se contabilizaron 1.229,1 miles de toneladas de cemento consumidas en el país mientras que en 2020 fueron 1.148,0 toneladas.

Con el tiempo fueron surgiendo nuevas plantas productoras de cemento en nuestro país como Diamante, Argos, Cemex, Tequendama, del Valle, del Caribe, el Cairo, Nare, Cementos Boyacá -hoy Holcim de Colombia-, Rioclaro, Cementos Paz de Río, etc.

Pero en 2008 algunos empresarios comenzaron la estructuración del proyecto de la que es quizás la planta cementera más moderna del país, cuya construcción inició en 2010 y la producción en 2012. Se trata de Cementos San Marcos ubicada en el municipio de Vijes, Corregimiento de San Marcos, en el Valle del Cauca, en los predios de la antigua Hacienda Aroma.

Como colofón, hemos realizado un breve recorrido por la historia del cemento y el hormigón armado, que como muchos de los bienes de la humanidad, emergió por un descubrimiento furtivo, cuando hace miles de años las comunidades primitivas intentaban mantener el fuego encendido con la protección de pilas de piedra caliza alrededor de la fogata.

Y por lo que respecta al hormigón armado, mientras Europa lo creaba dos siglos atrás, en Colombia tan solo hasta el siglo XX se introdujo pero de manera limitada, y solo hasta inicios del mismo, se estableció la primera planta nacional productora de cemento.

Gracias al pegamento descubierto por comunidades milenarias, y a las mejoras introducidas por los antiguos egipcios, griegos y romanos, y al moderno hormigón armado de los europeos ingleses y franceses, la humanidad ha logrado el desarrollo de su hábitat y urbanismo, eso sí, sin que estén ausentes los daños ambientales que su producción industrial provocan.

Planta de Argos al sur de Medellín (Medellín, Colombia)
Fuente: caracol.com.co

 


Referencias