(+57) 601 7041757 * (+57) 314 4714426 [email protected]

 

En países desarrollados en donde se presume la rigurosidad también ocurren catástrofes constructivas.

 

Dadas las implicaciones que tienen las construcciones para el bienestar y la seguridad de las personas que hacen uso de ellas, sin duda el riesgo que estás comportan debería ser cero (0), no obstante hay ocasiones en las que, por ser creaciones humanas, ocurren fallas.

Pero cuando con frecuencia vemos caer edificaciones y obras de ingeniería sin terminar, sin duda nos encontramos ante la eventualidad de que algo no va bien, y entonces se prenden las alertas en torno a la idoneidad de todos aquellos que intervienen en un proceso constructivo, desde los diseñadores, pasando por las autoridades públicas, hasta los promotores de los proyectos.

En artículos anteriores nos hemos referido a distintos casos de edificios y obras de infraestructura como puentes que en los últimos años han colapsado en Colombia o que se han quedado como los popularmente conocidos «Elefantes Blancos», y sus posibles causas, en los que se ha proyectado la idea de que nuestro país pareciese ser el campeón de las construcciones «que se caen» o «no se terminan» y se ha dejado entrever que, el afán de lucro y presuntos actos de corrupción están en la raíz de su ocurrencia.

Pero la verdad es que, pese a este panorama que parece desolador, Colombia no es el único país en el que ocurren desastres causados por el colapso de edificaciones u obras de infraestructura o en los que en algunos casos como el de la Torre de Pisa, indican que desde un comienzo las cosas no salieron según lo previsto. Y entonces ¿En cuales otros lugares ocurren hechos similares a los que ocurren en nuestro país? Algunos casos nos ilustran.

 

Complejo Lotus Riverside

China es uno de los países que en el mundo se ha convertido en una especie de mina de construcciones y no en vano se ha ganado el título de ser uno de los países en los que se han desarrollado técnicas avanzadas para levantar edificios en tiempo record y de tener la industria inmobiliaria y constructora, con marcada diferencia, de las más desarrolladas del mundo.

Y como lo reseña el youtuber @Megaproyectos (2023), al ser el país más poblado del mundo tiene que mantenerse al día con la creciente demanda de viviendas e infraestructuras. Pero dada la alta demanda, los ajustados plazos y los altos márgenes de beneficios, la industria de la construcción china también es conocida por sacrificar la calidad a cambio de un rápido retorno de la inversión, lo que a veces resulta caro y catastrófico, anota el mismo.

Fuente: arch2o.com

Pues bien, el 27 de junio de 2009 el colapso de un edificio en el complejo urbanístico de Lotus Riverside en Shanghái, fue una alerta. En la mañana de este día la ciudad despertó con un fuerte estruendo al derrumbarse el bloque siete de apartamentos de 13 pisos, un edificio recientemente construido que se desplomó sin tocar a los edificios vecinos, pero el que no pudo esquivarlo fue un trabajador que recogía sus herramientas al interior del edificio, siendo la única víctima del desastre.

Según las investigaciones, el siniestro pudo originarse en las excavaciones de un garaje subterráneo en el edificio, que pudo haber socavado sus cimientos y provocar el hundimiento de la orilla del río adyacente, al mezclarse el agua con la tierra en la excavación. Pero lo más grave es que antes del incidente la constructora ya había sido advertida de las condiciones del sector que implicaba un potencial peligro por la calidad del terreno formado por tierras sueltas, alerta lanzada por un representante de la agencia supervisora que fue desoída por la constructora en varias ocasiones. Y más degradante aún es que la agencia supervisora posteriormente fue contratada por la constructora para que realizara la auditoria interna a la ejecución de la construcción.

Esto condujo a que nueve miembros de la constructora Shangahi Zhongxin fueran detenidos para ser investigados y los compradores comenzaran a demandar ser indemnizados o a reclamar reembolsos.

Fuente: re-thinkingthefuture.es
Recreación del colapso de uno de los edificios del Complejo Lotus Riverside
Fuente: Archivo particular.

 

El Rascacielos Intempo

 Esta construcción de 200 metros de altura y 47 plantas ubicada en Benidorm, España, es el edificio residencial más alto de la Unión Europea, a decir de @Megaproyectos. Apalancada en un préstamo de 92 millones de euros otorgado por la caja de ahorros española Caixa Galicia, la construcción del rascacielos inicio en 2006 y se había proyectado terminarlo en 3 años.

Pero tan solo a un año de iniciada la obra, la crisis financiera de 2008 afectó gravemente su ejecución y todas las obras se paralizaron repentinamente al quebrar la empresa constructora responsable del proyecto. Rápidamente se difundió por los medios que a la construcción no se le instalarían ascensores habiendo sido esto desmentido por el Director Comercial del proyecto Rafael Ballesta que en declaración aseveró «Estamos construyendo el rascacielos residencial más alto de Europa ¿cómo no va a tener ascensores?».

Fuente: elindependiente.com

Pero aun así, no todo siguió siendo color de rosa. En 2010 la construcción reanudó actividades al hacerse cargo una nueva constructora, sin embargo los arquitectos amenazaron con ir a la huelga por el retraso en los pagos de cuatro meses. Luego el ascensor que se instaló para el transporte de los trabajadores se estrelló y afortunadamente los frenos de emergencia evitaron una tragedia mayor y tan solo dos trabajadores fueron trasladados al hospital.

Superada la crisis financiera el mercado inmobiliario comenzó a recuperarse en España y el panorama se despejaba para Intempo, cuya nueva finalización se previó para finales de 2014. No obstante, una año después de reiniciada la obra los arquitectos del proyecto dimitieron repentinamente negándose a explicar públicamente los motivos y un año después al declararse los propietarios en quiebra, se especuló que la renuncia de los arquitectos se debió a problemas financieros, por lo que Intempo entró otra vez en stand bay. Finalmente, en 2017, la empresa SVP Global de Connecticut se hizo carago del proyecto y le dio un giro de 180º. Tras una inversión de 60 millones de Euros la nueva empresa pudo completar el proyecto sorteando los retos de la pandemia Covid-19 y después de 15 años, habiendo pasado por diferentes dueños y afrontar diversos problemas financieros, el rascacielos abrió en 2021.

Fuente: elmundo.es

 

El Centro Comercial Sampoong

Tras la designación en 1988 de Seúl, Corea del Sur, como la Sede de los Juegos Olímpicos de Verano, casi todos los edificios construidos por esos días los crearon empresas que buscaban terminarlos lo antes posible al costo y por los medios posibles. Uno de estos edificios fue el Sampoong Department Store, un centro comercial de nueve plantas construido en uno de los distritos comerciales más concurridos de esta ciudad.

El plan inicial era construir un edificio de apartamentos pero Lee Joon -futuro presidente de la División de Construcción del Grupo Sampoong, una gran empresa dedicada principalmente al comercio-, lo desechó. En 1987 inició la construcción de un bloque de apartamentos en Seocho-gu en la parte sur de Seúl, sobre un terreno utilizado anteriormente como vertedero de basuras. Inicialmente la construcción estaba diseñada para cuatro plantas y cuando estaba casi terminada se decidió convertirla en un centro comercial por la negativa de Joon de construir apartamentos.

Fuente: eurowon.com

Entonces hubo que hacer varias modificaciones para adaptar el edificio a su nuevo uso. Según el portal eurowon.com (2015), uno de los cambios consistió en recortar varias columnas de apoyo para abrir espacio a las escaleras eléctricas. La compañía constructora original se negó a hacer los cambios por lo que fue despedida y el edificio fue completado por otras constructora. Los almacenes abrieron en 1990 y tuvieron un gran éxito puesto que atraían hasta 40 mil personas diariamente.

Reseña el mismo portal que tras su apertura se decidió agregarle una quinta planta que sería una pista de hielo, para evadir la norma que impedía que todo el edificio fuese destinado para tiendas. Y agrega que sin embargo durante la construcción se cambió una vez más el plan y esa quinta planta se destinó para restaurantes. La compañía constructora encargada de la reforma avisó que la estructura no soportaría el peso adicional, por lo que fue despedida, y la obra fue concluida por otra constructora. Con el agravante de que la planta fue construida con una placa de gran espesor para instalar el sistema de calefacción por suelo radiante, de modo que el peso añadido fue mucho mayor al proyectado.

Y a falta de aciertos, en la parte superior de la azotea, se instaló el sistema de aire acondicionado añadiendo aún más peso y vibraciones a la estructura. Rápidamente la estructura comenzó a presentar fisuras y la única decisión preventiva que se tomó fue trasladar algunas tiendas al sótano del edificio. De tal manera, la catástrofe no se hizo esperar.

En la mañana del 29 de junio las grietas aumentaron de forma dramática, apunta eurowon.com, y unas horas antes del derrumbe se escucharon fuertes golpes, lo que hizo que algunos cliente se quejaran por lo que se apagó el aíre acondicionado, cuando ya todo estaba fuera de momento.

Hacia las 5pm el techo comenzó a hundirse por lo que el personal de servicio cerró el acceso a la planta cinco sin que se hubiese ordenado la evacuación del edificio, pero si fue abandonado por los promotores que conocían el riesgo, para ponerse a salvo. Unos minutos antes de las seis el tejado cedió y cayó el aire acondicionado sobre la quinta planta provocando que cedieran las columnas de carga y apenas unos segundos siguientes se derrumbó toda el ala sur del edificio, atrapando a más de 1500 personas entre los escombros.

Las investigaciones inicialmente indicaron que la causa había sido una explosión de gas o un ataque de Corea del Norte, pero rápidamente surgió la premisa de que todo obedeció a un cúmulo de negligencias. Errores de diseño, de construcción y calidad de materiales que restaron capacidad de carga a la estructura, fueron las causas reales, aunado al capricho y ansias de lucro de su propietario promotor.

Fuente: 2.bp.blogspot.com

Pues bien, he aquí la demostración de que por diversos lugares del planeta y no solo en Colombia, ocurren eventos vinculados a construcciones que presentan dificultades para su culminación o que terminan siendo todo un desastre provocando catástrofes que terminan padeciendo seres humanos por la pérdida de vidas valiosas y de familiares sumidos en duelos inexplicables, todo gracias a la falta de solidez de algunas constructoras, a la gran ambición de sus promotores que hacen prevalecer su fin de lucro ante el respeto por la vida, y a no pocos actos de corrupción.

 


Referencias

canlı maç izle selcuksports deneme bonusu deneme bonusu veren siteler bahis siteleri jojobet